Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/9/2009 12:00:00 AM

Obama recibirá a Uribe en la Casa Blanca dentro de 20 días

La primera reunión cara a cara, a puerta cerrada, entre los presidentes de Colombia, Álvaro Uribe, y de Estados Unidos, Barack Obama, se llevará a cabo el 29 de junio en Washington. El Plan Colombia, el TLC y muy probablemente la reelección serán los temas claves.

Una de las reuniones internacionales más importantes para el presidente Álvaro Uribe tendrá lugar el próximo 29 de junio en Washington. Ese día, Uribe será recibido en la Oficina Oval de la Casa Blanca por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, según le confirmaron a esta revista dos fuentes de la Cancillería en Bogotá.

En la agenda del encuentro predominarán el futuro del Plan Colombia y la suerte del Tratado de Libre Comercio (TLC) suscrito por ambos países en noviembre del 2006 pero que aún no ha sido sometido a consideración por el Congreso estadounidense. Obama ha mostrado sus reservas a la aprobación del tratado por la violencia que afecta a los sindicalistas colombianos.

Aunque el gobierno de Colombia había pedido desde hace meses la cita con Obama (que tomó posesión el pasado 20 de enero), todo se aceleró tras el encuentro que ambos mandatarios sostuvieron en la Cumbre de las Américas que se celebró entre el 17 y el 19 de abril en Puerto España (Trinidad y Tobago).

Washington no es una ciudad extraña para Álvaro Uribe. Desde que llegó al poder, la ha visitado en 11 ocasiones, según le informó ayer a SEMANA la Embajada de Colombia en esa ciudad. Casi siempre lo ha hecho para presionar la aprobación legislativa del TLC.

El futuro próximo del tratado es incierto. En Puerto España, Obama dejó claro que iba a agilizar el trámite del acuerdo en el Congreso, y Ron Kirk, el Alto Representante Comercial (USTR por sus siglas en inglés) concertó una reunión en Washington con el ministro colombiano de Comercio, Luis Guillermo Plata.

Pero ese entusiasmo ha desaparecido. Recientes declaraciones del secretario de Comercio norteamericano, Gary Locke, han sido explícitas en el sentido de que el gobierno de Colombia debe mostrar mejores resultados en la protección de los derechos laborales. ¿Por qué semejante cambio?.

La respuesta, de acuerdo con los analistas, es que Obama ha decidido no incomodar a los congresistas porque no ven con buenos ojos los tratados de comercio internacional, especialmente ahora cuando el desempleo crece en Estados Unidos. Y la razón por la cual no quiere incomodarlos tiene que ver con que necesita el voto de senadores y representantes para que le den el sí a su plan bandera: la reforma al sistema de salud.

Fue el pasado 19 de mayo cuando Obama se dio cuenta de que el Congreso, aunque cuenta con mayoría demócrata como él, no le obedece a ojo cerrado. Ese día, el Senado rechazó por 90 votos contra seis el pedido de 80 millones de dólares que la Casa Blanca le había hecho para cerrar el centro de detención en la base de Guantánamo.

¿Saldrá a flote, en la cita del 29 de junio, la posible segunda reelección de Uribe? Es muy posible, y es posible por los antecedentes de Obama que el tema se toque en público. En su discurso de posesión, el presidente gringo se declaró enemigo de que los gobiernos se perpetúen, y una de sus características desde que llegó a la Casa Blanca es que ha dicho públicamente lo que piensa. Ocurrió, por ejemplo, el 18 de mayo cuando manifestó ante el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, que los palestinos merecen un Estado.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.