Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2009/02/28 00:00

OEA: "Cautela" sobre reanudación de relaciones Ecuador-Colombia

OEA: "Cautela" sobre reanudación de relaciones Ecuador-Colombia

El secretario general de la OEA José Miguel Insulza dijo tener "mucha cautela" respecto a la restauración de las relaciones diplomáticas entre los gobiernos de Colombia y Ecuador, en donde visitó localidades limítrofes con territorio colombiano como parte de las gestiones conciliadoras que encamina.

Insulza aseguró el viernes en una rueda de prensa al retornar a Quito de la frontera norte del país que "se puede ser optimista pero con mucha cautela" respecto a la eventual reanudación de las relaciones rotas hace un año, pues opinó que "hace falta cosas por completar".

"En algún momento todos pensamos que estábamos a punto de reanudar relaciones. No ocurrió, entonces, voy a mantener precisamente esa cautela", señaló el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Quito rompió relaciones diplomáticas con Bogotá como respuesta a la incursión militar colombiana del 1 de marzo a territorio ecuatoriano para atacar un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Desde entonces los gobiernos de ambos países han mantenido un cruce de señalamientos.

Insulza, quien visita Ecuador en su afán de conseguir un acercamiento que apaciguar las posturas de los dos gobiernos, viajó el viernes a la provincia de Esmeraldas, una zona costera fronteriza con Colombia. A su llegada, en la víspera, se reunió con el presidente Rafael Correa y el canciller Fander Falconí, quien también lo acompañó en la jornada para mostrarle las repercusiones que tiene el conflicto armado colobiano en el territorio ecuatoriano.

En las localidades de San Lorenzo, Borbón, Tobar Donoso y Mataje, Insulza recibió una explicación de la situación de seguridad en la frontera por parte de las fuerzas armadas y visitó la oficina de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) que acoge a desplazados colombianos que huyen de la violencia en su país.

Según la cancillería, unos 135.000 colombianos viven en condición de desplazados, 22.000 tienen estatus de refugio y están pendientes 60.000 solicitudes en ese sentido.

Insulza dijo que "ver la realidad en el terreno... ayuda a entender mejor los puntos de vista del Ecuador en esta controversia".

Durante un acto en la sureña ciudad de Cuenca, Correa manifestó que "estamos abiertos a reanudar nuestras relaciones diplomáticas con el pueblo colombiano pero sobre la base del cumplimiento de los requerimientos pendientes".

"Necesitamos saber todos los detalles de esa artera agresión contra nuestra patria", en referencia a la operación del 1 de marzo en la selvática zona de Angostura, acotó.

Mencionó también que Colombia debe dejar de vincular al gobierno ecuatoriano con las FARC, indemnizar a las familias de las víctimas del ataque del 1 de marzo y apoyar en la asistencia a miles de refugiados colombianos en Ecuador.

Insulza comentó, sobre las aseveraciones de las autoridades colombianas de que el gobierno de Correa brindaría algún tipo de apoyo a las FARC, que "no creo que el gobierno de Ecuador tenga o haya tenido relación alguna con las FARC".

Antes de su visita a las localidades fronterizas, Insulza consideró "bastante complicado" culminar exitosamente sus gestiones conciliadoras entre los dos países, pero resaltó que al menos se ha instaurado una "cartilla de seguridad" para la realizarión de procedimientos de seguridad militar y "permite algún contacto para ir resolviendo problemas".
 

Por JEANNETH VALDIVIESO
QUITO (AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.