03 noviembre 2009

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

Se complica la frontera colombo-venezolana

RELACIONES EXTERIORESTras la muerte de dos militares venezolanos, las autoridades de ese país cerraron el paso por la frontera. El hecho se suma a la detención de un agente de ese país en La Guajira.

Se complica la frontera colombo-venezolana.

Foto: Foto: Paola Castaño

La situación está de nuevo crítica en la frontera entre Colombia y Venezuela. Esta vez, la principal causa fue la muerte de dos militares venezolanos en un puesto de control móvil instalado en El Palotal, un sitio que queda entre Ureña y San Antonio, en ese país.

Ocurrió que este domingo, ca
si a las tres de la tarde. Cuatro hombres llegaron en motos disparando contra la guardia y mataron a Gerardo Zambrano y a Segnini López, dos uniformados.

Se inició un intercambio de disparos y los atacantes alcanzaron a fugarse. Tan pronto como se conoció la noticia, el gobierno venezolano ordenó cerrar el paso de personas hacia y desde Colombia por los puentes Simón Bolívar y Francisco de Paula Santander.

Este hecho se suma a varios que han ocurrido en los últimos días en la zona. Entre tantos, están las muertes de nueve colombianos, un peruano y un venezolano y la entrega de panfletos con amenazas en el estado de Táchira.

Como medida de seguridad, algunos estados decretaron toque de queda y en algunos lugares, como en San Cristóbal, los comerciantes decidieron no abrir sus establecimientos y las escuelas prefirieron no dictar clases.

Jesús Alberto Berro, director de Policía del Táchira, dijo esta mañana en Caracol Radio que todo lo que ha pasado “ameritó la acción de las Fuerzas Armadas para generar la sensación de seguridad y sosiego en ese espacio geográfico entre Colombia y Venezuela”.

En ese ambiente hostil, de sospechas y espionajes que hay entre ambos países, el domingo pasado el DAS detuvo en Paraguachón, Guajira, al militar venezolano Wílmer Gamardo Barreto.

Según se informó, este integrante de la guardia venezolana estaba uniformado y armado en territorio colombiano. El DAS decomisó su arma, lo interrogó luego lo entregó a las autoridades venezolanas.

Todo esto lo único que demuestra es que la situación en la frontera está poniéndose complicada. Y los ánimos en vez de amainar, tienden a exacerbarse.
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad