Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2010/01/22 00:00

Sí hay plata para la salud

Incrementos al IVA a la cerveza, cigarrillos, licores y juegos de azar financiarán los vacíos que presenta el sistema. Los dineros se invertirán en las correcciones que la Corte Constitucional había pedido hacer.

Según el ministro de la Protección Social, Diego Palacio, todos los colombianos tendrán cobertura en salud para el próximo 31 de julio.

La mayor presión para corregir las fallas que presenta la salud en Colombia fue la sentencia 760, emitida por la Corte Constitucional en 2008.

En ella, el magistrado Manuel José Cepeda ordenaba, entre muchas otras cosas, unificar los planes de salud que tienen las personas que aportan mensualmente al sistema y las que, por falta de dinero, no lo hacen. También pedía que, por fin, todos los colombianos tenían que tener cobertura en salud.

En ese momento, el ministro de la Protección Social, Diego Palacio, salió a decir que semejantes exigencias iban a costar 6,5 billones de pesos que el país no tenía y que tenía que ver cómo conseguirlos. La cifra se regó de boca en boca, pero nunca fue justificada.

Este viernes, Palacio y el ministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga, explicaron en qué consisten los nuevos decretos emitidos durante la emergencia social, que servirán para conseguir cerca de 800 mil millones de pesos al año para el sistema de salud.
 
¿Demagogia?

“Después de 30 días de trabajo, producto de la emergencia social, el gobierno nacional puede afirmar que se ha dado el gran salto hacia el goce efectivo del derecho a la salud. El gran salto que permitirá que los colombianos puedan gozar de ese derecho a la salud que plantea la constitución colombiana”, dijo Palacio.

Estas palabras sonaron más a discurso político que a una solución a la crisis de la salud porque nunca se mencionó si se tenían los 6,5 billones de pesos que supuestamente se necesitan para cumplir la sentencia de la Corte Constitucional. Eso sí, prometió que para el próximo 31 de julio, todos los colombianos tendrán un carné con el que podrán recibir los servicios de salud y que todos, independiente de si son empleados o no, tendrán la misma atención.

Los dineros necesarios saldrán de incrementos a los impuestos a los vicios, que por ley financian salud en este país. Algunos recursos entrarán directamente a las arcas del gobierno nacional y otras a las gobernaciones.

La cerveza

Esta industria pagaba un IVA del 3 por ciento, que representaba ingresos para la nación de 81 mil millones de pesos cada año al gobierno nacional

Desde el próximo primero de febrero hasta el 31 de diciembre, el impuesto se subirá al 14 por ciento. Es decir, este año pagará en total 274 mil millones de pesos. El año entrante, el IVA para la cerveza subirá al 16 por ciento. Zuluaga calcula que para el 2011, la nación recibirá en total 430 mil millones de pesos por este impuesto.

Después de conocer la decisión, la cervecera Bavaria anunció que el precio de la cerveza para el público va a aumentar 100 pesos a partir del próximo primero de febrero, como consecuencia de la mayor carga impositiva que el gobierno decretó para estas bebidas.

Así lo anunciaron en rueda de prensa este viernes Barry Smith, presidente de SABMiller para Latinoamérica; Karl Lippert, presidente de Bavaria y Fernando Jaramillo, vicepresidente de asuntos corporativos de Bavaria.

“Como cualquier colombiano, tenemos derecho a impugnar esta medida”, dijo Fernando Jaramillo, pero destacó que hasta el momento la compañía no ha tomado ninguna decisión al respecto.

Por su parte, Barry Smith señaló que SABMiller está muy feliz con sus inversiones en Colombia, pero “nos preocupa muchísimo ese incremento porque golpea la política de confianza inversionista”.

De otra parte, la compañía entró a “reformular su plataforma productiva”, pues las directivas consideran que el aumento de impuestos va a golpear a la baja el consumo, lo que indudablemente significará un recorte súbito en el volumen de ventas.

Los juegos de azar

Los juegos de azar pagaban un IVA del 5 por ciento, que significaba un ingreso de 126 mil millones de pesos anuales para las arcas de la nación. Desde el próximo primero de febrero, ellos pagarán un IVA del 16 por ciento, es decir, 271 mil millones para este año y 382 mil millones para 2011.

“Si miramos el recaudo de este año, podemos decir que recibiremos 546 mil millones de pesos por concepto de IVA a la cerveza y los juegos de azar. O sea, 339 mil millones adicionales. ¿Recuerdan que cuando se inició la emergencia social dijimos que necesitábamos recursos de casi un billón de pesos cada año? Pues ya los estamos consiguiendo”, comentó Zuluaga.

Además de esta plata que entrará directamente a la cuenta del gobierno nacional, hay otras reformas que llevarán nuevos recursos a las gobernaciones departamentales.

Cigarrillos y tabaco

Los cigarrillos pagan un impuesto que se denomina ‘específico’ porque tiene un valor fijo según el valor de la cajetilla. Las que valen menos de 2 mil pesos, pagan casi 500 pesos de IVA y las que cuestan más, pagan casi mil pesos de impuesto.

Desde el próximo primero de febrero, el IVA será de 650 pesos, sin importar el valor de la cajetilla. Y para 2011, subirá a 700 pesos. Anualmente, los cigarrillos pagan 446 mil millones de pesos. Con la reforma, serán 562 mil millones de pesos en 2010.

Después de conocerse este reajuste tributario, Coltabaco emitió un comunicado diciendo que “la reforma afecta particularmente a la industria nacional tabacalera, pues implica un incremento del 43 por ciento del impuesto a las marcas del segmento bajo (los más baratos), donde se ubica la mayoría de las marcas de producción nacional, y que representa un 90 por ciento del mercado, mientras que reduce el impuesto de las de alto precio, donde las marcas importadas cuentan con un gran peso”.

Licores, vinos y aperitivos

Estos productos también pagan un impuesto específico según los grados de alcohol. Actualmente, hay cuatro tarifas: una para los que tienen de cero a 2 grados, otra para los que tienen de 2,5 a 15, una diferente para los que tienen de 15 a 35 y otra para los que tienen más de 35 grados de alcohol.

Con la reforma, quedarán solamente dos categorías: una para los que tienen más de 35 grados, que será de 386 pesos por cada uno. Los que tengan menos de 35 pagarán un IVA de 256 pesos por cada grado.

Cada año, los licores aportan 964 mil millones de pesos. Después del reajuste, serán un billón 24 mil millones de pesos en 2010.

Sumando lo que los impuestos a los cigarrillos y licores les aportarán a los departamentos en 2010, se tiene en total será un billón 586 mil pesos. Es decir, ambas industrias aportarán 175 mil millones de pesos adicionales este año.

“En 2011, el incremento en la tarifa de cigarrillos de 650 pesos a 700 pesos por cajetilla se refleja en 50 mil millones de pesos adicionales de recaudo. Es decir, en 2011, el recaudo adicional será cercano a los 230 mil millones”, explica el ministro Zuluaga.
 
Vea la presentación que proyectó el funcionario para explicar los decretos.

En suma, la plata que le va a llegar al gobierno nacional y a las gobernaciones será cercana a los 800 mil millones de pesos cada año. Las decisiones, como las presentaron los funcionarios del gobierno, dan cuenta de que sí es posible cumplir las exigencias de la Corte Constitucional. Lo que faltaba, según se ve, era que el gremio de las EPS anunciara una posible quiebra.

Riesgos

Algunos empresarios han salido a advertir de posibles riesgos de corrupción y evasión de impuestos que puedan ocurrir después de las decisiones del gobierno.

Para Coltabaco, esta medida provocará un incremento del contrabando “aún por encima de los niveles actuales del 14 por ciento, de acuerdo con cifras que la industria está evaluando, lo cual va en detrimento de la industria y deteriora el recaudo fiscal que el gobierno busca proteger”, según advirtió en su comunicado emitido después de conocerse los decretos.

Empresarios de los juegos de azar han dicho que el incremento en los impuestos puede provocar también que aumente la ilegalidad. Más teniendo en cuenta que Etesa, la entidad encargada de controlar el sector, fue liquidada después de descubrirse que estaba colmada de corrupción.

Para Libardo Espitia, de la Red de Veedurías de Colombia, el control que los ciudadanos puedan hacer sobre los usos de los dineros de la salud ha retrocedido. Según explica, desde 1993, la Ley 100 creó el Consejo Nacional de Seguridad Social en Salud para fiscalizar el sistema. La idea era que este organismo estuviera conformado por los empleadores, trabajadores, profesionales de la salud y usuarios del servicio en el sector rural.

”Esta participación del usuario fue relegada a un segundo plano con la modificación efectuada a la ley 100 por la Ley 1122 de 2007 y la creación de la Comisión de Regulación en Salud (CRES), que asumió las funciones del Consejo y lo convirtió en un órgano simplemente de consulta”, cuenta Espitia.

De acuerdo con las apreciaciones de este veedor, “con los decretos expedidos en el Estado, las que más se verán beneficiadas con esas medidas serán las EPS, que simplemente se han limitado a administrar y glosar los recursos para la salud”.

La consecuencia será, según Espitia, la ausencia de cualquier control ciudadano a los recursos que está recogiendo el gobierno aumentando los impuestos. “Las EPS e IPS son entidades privadas que no aplican el Estatuto General de la Administración Pública y niegan la información que se les solicita. Inclusive, son reticentes a asistir a las citaciones a debates que le efectúan desde el Congreso. La única EPS pública era el ISS, pero el gobierno se la traspasó a entidades privadas”.

Nadie está en contra de que se cumpla la sentencia de la Corte Constitucional. Al contrario, lo ideal es que cualquier colombiano se sienta tranquilo porque su salud será atendida en cualquier momento. Pero este sector ha demostrado dudosos comportamientos financieros y, paralelo a las decisiones, debe haber también planes de cómo controlar el buen manejo de los recursos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.