Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2009/04/07 00:00

Futbolistas exigen medidas para contener violencia

Futbolistas exigen medidas para contener violencia

La Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales exigió severas medidas para contener la creciente violencia de las barras bravas.

La entidad se pronunció el martes a raíz del ataque contra el autobús del Deportivo Cali cuando se dirigía al estadio El Campín de Bogotá para enfrentar el domingo a Millonarios por la décima fecha del torneo Apertura.

El defensor colombiano Juan Guillermo Domínguez fue herido en el rostro con una piedra que penetró por el cristal frontal.

La custodia del vehículo fue confiada a un solo patrullero, según se quejaron los integrantes del Cali.

"La situación que se presentó en Bogotá no es un hecho aislado", consignó la Asociación en un comunicado de prensa.

Precisó que las agresiones contra los futbolistas "ya son habituales en todo el país y se presentan indistintamente" en los entrenamientos, antes, durante y después de los partidos, en los aeropuertos, en los traslados entre los sitios de concentración y los estadios.

También se quejaron que las autoridades del fútbol colombiano no terminan de adoptar medidas que preserven su vida e integridad.

Los integrantes del Cali amagaron con no disputar el partido y pidieron la solidaridad de sus colegas de Millonarios, pero el guardavallas Oscar Córdoba, ex miembro de este conjunto, fue el único que ofreció su respaldo.

"La posición de los jugadores no fue admitida por los directivos, quienes aduciendo perjuicios económicos y bajo amenazas de imponer sanciones disciplinarias y económicas, lograron que el partido se llevase a cabo sin importar la condición anímica y sicológica por la que pasaban los jugadores del Deportivo Cali", según la Asociación.

Sebastián Blásquez, el arquero argentino del Cali, se mostró indignado y afirmó "primó más el negocio y toda la corrupción del fútbol".

"La verdad que es la primera vez que me pasa esto y siento una mezcla de bronca, impotencia, vergüenza, porque se jugó un partido donde el sentido del fútbol estaba totalmente perdido. Casi muere una persona, pero primó más el negocio, la infamia y toda la corrupción que hay en el fútbol", señaló.

La policía entretanto busca al hombre que lanzó la piedra que alcanzó a Domínguez y el alcalde de Bogotá Samuel Moreno anunció que las autoridades disponen de vídeos y fotografías que permitirían identificarlo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.