Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2009/03/18 00:00

Lluvia de panfletos amenazantes

Crece la preocupación por el aumento de amenazas en barrios de Bogotá, Cali, Medellín, Barranquilla y otras ciudades capitales del país. El director de la policía, Oscar Naranjo, explicó el orígen de las intimidaciones.

Algunos de los volantes están acompañados de fotografías de hombres armados y encapuchados Foto: Foto: Guillermo Torres

La preocupación de las autoridades ha ido creciendo en los últimos días ya que en al menos 20 ciudades de todo el país se han visto circular panfletos amenazantes dirigidos a prostitutas, drogadictos y menores de edad, a quienes a manera de toque de queda, grupos delincuenciales le están prohibiendo estar en la calle después de la 10 de la noche.

Las ciudades más afectadas con estos panfletos son Bogotá, Cali, Medellín, Barranquilla, Cali, Barranquilla, Barrancabermeja, Cúcuta, Pereira, Neiva, Armenia, Sincelejo y Villavicencio, donde campean bandas emergentes como las Águilas Negras o reductos no desmovilizados del paramilitarismo.

Sobre este tema, el director de la Policía Nacional, general Óscar Naranjo, dijo en la mañana de este miércoles en La FM que el origen de estos panfletos amenazantes es muy diverso y que no se le puede atribuir a un sólo autor.

Naranjo dijo que las investigaciones que está adelantando la Policía, han arrojado que estas amenazas están siendo producidas por las Farc, bandas al servicios del narcotráfico, grupos de delincuencia común y agrupaciones barriales.

Agregó que las Farc han denominado este mes como ‘marzo negro’, debido a los duros golpes que recibieron hace un año con las muertes de ‘Raúl Reyes’, ‘Iván Ríos’ y ‘Tirofijo; y como respuesta a estos hechos, este grupo guerrillero quiere producir zozobra y desconfianza en las autoridades, amenazando a comerciantes, ganaderos y transportadores en departamentos como Arauca, Putumayo y Norte de Santander.

También explicó que las denominadas ‘bandas criminales’ han emprendido acciones de amenazas contra grupos de desmovilizados en Córdoba, Urabá y Antioquia. En cuanto a los grupos de delincuencia común, el director de la Policía dijo que estos criminales están utilizando panfletos firmados como miembros de Águilas Negras para realizar extorsiones en diferentes municipios.

Naranjo dijo que grupos de vecinos que se encuentran preocupados por el bienestar y la seguridad de los lugares en los que residen han decidido enviarles amenazas por medio de impresos a los expendedores de drogas para que abandonen sus barrios.

Escuche las explicaciones del general Naranjo de lo que está pasando en distintos lugares del país.

En otras noticias...

En Caracol, el registrador general, Carlos Ariel Sánchez, explicó cómo está hoy el censo electoral y cuántas personas muertas están incluidas en él y por qué.

Según dijo, hoy hay 28 millones 750 mil personas que pueden votar. O sea que si se aprobara el referendo, tendrían que votar 7 millones 200 mil ciudadanos, por ser el umbral el 25 por ciento del censo.

Pero allí están incluidas más o menos un millón y medio de personas muertas por varias razones. Primero, “porque los registros civiles de defunción son expedidos por las notarías. El único documento válido para dar de baja un censo electoral por muerte es el registro civil de defunción”, explicó.

En ese trámite se presentan dos situaciones. “Hay subregistro civil de defunción, es decir, no todos los parientes de las personas que fallecen registran en una notaría su defunción”, comentó. Además, “siempre ha habido un atraso en la revisión que tienen que hacer las notarías de estos registros civiles de defunción a la Registraduría para que se vaya actualizando el censo”.

Otra razón: “tiene que ver con fallas dentro de la misma Registraduría o atrasos que no hacen suficientemente ágil este proceso que es manual. Actualmente está muy avanzado en la medida en que el proceso de renovación de la cédula permitiría depurar a las personas muertas por puro descarte en la medida en que quienes estén vivos han dejado sus huella en este proceso de renovación”.

*

Por otro lado, el tema de DMG sigue generando polémica. La W reveló este miércoles que tiene información que comprueba una reunión en época de campaña propiciada por el personero de Bogotá Francisco Rojas Birry, entre María Eugenia Rojas, madre del actual alcalde Samuel Moreno, y David Murcia Guzmán, dueño de la comercializadora DMG, hoy detenido en La Picota. Dice la emisora que el encuentro se produjo en la casa de Rojas y que allí llegó Murcia con sus asesores. Gustavo Salazar, abogado de Murcia, dijo que esto se trató del apoyo de un empresario común y corriente, porque todavía David Murcia goza de la presunción de inocencia. "El señor Rojas Birry y otros se equivocan cuando niegan todo. Deberían salir a dar la cara y decir sí, lo hicimos", agregó Salazar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.