Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2009/03/06 00:00

¿Para qué salen ‘Olivo Saldaña’ y ‘Karina’?

Según el gobierno, los dos ex integrantes de las Farc “han expresado su voluntad de paz y quieren contribuir a la aplicación efectiva del derecho internacional humanitario”. Su gestión de paz principal consistirá en incentivar a otros a que dejan las armas.

Raúl Agudelo Medina, alias ‘Olivo Saldaña’y Elda Neyis Mosquera García, alias ‘Karina’, saldrán de la cárcel para ser gestores de paz. (Fotos: Archivo SEMANA)

Elda Neyis Mosquera García, alias ‘Karina’, y Raúl Agudelo Medina, alias ‘Olivo Saldaña’, fueron dos temerarios guerrilleros de las Farc. La primera sembró el terror en la zona cafetera y el segundo fue un gran secuestrador en Tolima y Huila. Después de haber permanecido en la cárcel, procesados o condenados de delitos como secuestro, homicidio agravado y extorsión, el gobierno ordenó su libertad para que se dediquen a hacer “gestiones de paz”.

Según el gobierno, los dos “han expresado formalmente su voluntad de paz y de contribuir a la aplicación efectiva del Derecho Internacional Humanitario, así como su compromiso de renunciar a toda actividad ilegal, de reincorporarse a la vida civil y de colaborar con la justicia”.

En un comunicado publicado en la página web de la Casa de Nariño, dice el gobierno que “ofrecerá las condiciones de seguridad que se requieran para el adecuado desempeño de su misión como gestores de paz”, y que ambos ex guerrilleros tendrán la permanente supervisión permanente del Inpec. 

A ninguno de los dos se les suspenderá los procesos penales.
 
La decisión de dejar en libertad a un grupo de guerrilleros para hacer estas labores la había anunciado días antes el Comisionado de Paz, Luis Carlos Restrepo. Sin embargo, el funcionario había dicho que los que recibirían estos beneficios serían guerrilleros que hubieran entregado secuestrados. Pero ni ‘Karina’ ni ‘Saldaña’ han entregado alguno.

Este episodio obliga a recordar el ocurrido el 4 de junio de 2007, cuando el líder de las Farc, Rodrigo Granda, salió libre de la cárcel La Picota por orden del presidente Álvaro Uribe. En ese entonces, la idea del gobierno era que él propiciara acercamientos con las Farc para lograr la liberación de secuestrados y el acuerdo humanitario.

Sin embargo, el acuerdo humanitario nunca llegó y Granda volvió a la guerrilla y nunca cumplió lo acordado con el gobierno. 
 
¿Para qué salen?

¿Para qué corre Uribe este riesgo otra vez, más cuando no hay ninguna negociación con la guerrilla en curso y ni ‘Karina’ ni ‘Saldaña’ pueden realmente hacer gestiones de paz? 

La razón real no es una "gestión de paz" en el sentido clásico de una negociación de paz. Es claro que 'Saldaña' sale porque se ha convertido adentro de la cárcel en uno de los líderes del movimiento de "Manos por la Paz", que ha ido conquistando guerrilleros en las cárceles colombianas para que se desmovilicen e inciten a sus parientes y amigos y que aún están en la guerrilla a que se salgan. 'Karina' muy seguramente también ha adoptado la misma línea.
 
Manos por la Paz puede tener hasta 1.000 guerrilleros en su causa y con el apoyo de la holandesa Liduine Zumpolle habían estado negociando con el gobierno desde hace casi un año para que les diera una puerta de salida como grupo, con alguna vocería política que les permita hacer una llamado a su ex compañeros de las Farc a que se entreguen y dejen las armas.

'Karina' está además en el proceso de Justicia y Paz y en la medida en que colabore con la justicia, la reparación y la verdad, podrá optar por una pena alternativa por sus delitos. El caso de 'Saldaña' es diferente porque él fue capturado y tiene varias largas condenas por secuestro en firme.
 
Los guerrilleros que se han desmovilizado quedan cobijados bajo la Ley de Justicia y Paz pero, según la jurisprudencia vigente, sólo por los delitos cometidos hasta julio 25 de 2005.  Por eso el gobierno, en días pasado, presentó un proyecto de ley, que extendería ese plazo para todos los delitos que haya cometido un paramilitar o un guerrillero hasta el día de su desmovilización. Esto quiere decir que si colaboran con la justicia pueden optar por una pena alternativa de máximo ocho años.
 
La medida del gobierno, de liberar a guerrilleros tan temidos, también es un mensaje fuerte a todos los guerrilleros de Colombia para que confíen en que aún el que haya cometido más delitos, en efecto se le respeta y puede incluso convertirse en un gestor de paz y recibir un tratamiento generoso por parte del Estado.  Esto puede incentivar muchas más desmovilizaciones.

La estrategia de sacarle la gente a la guerrilla por la puerta de atrás ya ha ido dando rsultados. En 2008 se desmovilizaron 398 mandos medios (con mando sobre por lo menos 24 hombres) y el año anterior éstos fueron unos 140. Y cada mando medio trae consigo información valiosa que sirve para dar nuevos golpes o dar con secuestrados.
 
Sólo con una justificación semejante, puede el gobierno lograr que la liberación de personajes que hicieron tanto daño y que les costó a las Fuerzas Armadas literalmente sangre para capturarlos, sin causar una desmoralización total enntre las filas militares.
 
Obviamente el gobierno tiene que blindarse para que no vaya a suceder lo de Granda y por eso dice, que en caso de que se ponga en riesgo el desarrollo de algún proceso penal, éste tendrá la facultad para solicitar a la justicia la reactivación de las órdenes de captura o medidas de aseguramiento. Añade el artículo tercero del Decreto que mientras dure la suspensión de la orden de captura, la persona que reciba los beneficios de la medida deberá estar a disposición de las autoridades judiciales, quienes la pueden requerir en el marco del proceso penal.

En suma, liberan a 'Saldaña' y a 'Karina' para que inciten a otros a dejar las armas. Para algunos críticos esto no es una estrategia de paz, sino de guerra porque en últimas lo que lleva es a buscar la derrota de las Farc. Para Manos por la Paz y el gobierno, sí es de paz porque le está robando jóvenes armados a la guerra que van a dejar de matar y que van a contribuir a encontrar a los secuestrados, a acortar la duración del conflicto y a aliviar el sufrimiento de los ciudadanos de bien que aún tienen a las Farc en sus vecindades.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.