Miércoles, 1 de octubre de 2014

| 2004/12/10 00:00

Por los siguientes 20 años

Con mercados maduros, Cisco busca nuevas fuentes de crecimiento que le permitan a la gigante de la Internet convertirse, de nuevo, en una empresa de alto crecimiento.

"Toca estar donde estará el balón, no donde está actualmente.", John Chambers, presidente y director ejecutivo de Cisco.

En diciembre Cisco, quizás la empresa más emblemática de la era del Internet, cumplió 20 años. Para cualquier empresa tecnológica, llegar a su vigésimo cumpleaños es una proeza, pero el haber durado tanto tiempo es apenas la mitad de la batalla. Como le sucede a muchas empresas de Silicon Valley, Cisco no solo quiere perdurar, sino liderar.



Cisco hizo su fama y fortuna construyendo los switches y routers, las máquinas que encaminan y redireccionan los mares de información entre y dentro de redes, y en particular la red de redes, Internet. Una participación histórica en estos mercados de más del 90% le valió, brevemente, ser una de las empresas de mayor capitalización bursátil en el mundo.



Pero nada dura para siempre y hoy Cisco se encuentra buscando nuevas fuentes de crecimiento en la medida que competidores y la maduración de sus mercados tradicionales limita su capacidad para ser, de nuevo, una empresa de rápido crecimiento. Esto no será nada fácil; Cisco cuenta con ingresos de cerca de US$22.000 millones y quiere crecer entre el 10 y 15% anualmente. ¿Demasiado grande para crecer tanto? Las directivas de Cisco creen que no.



Cisco sabe que tiene que ser líder en los nuevos segmentos y productos donde correrán los mares de información, como en nuevos teléfonos IP, en el hogar y en más sofisticadas redes. Como dice John Chambers, presidente y director ejecutivo de Cisco, "toca estar donde estará el balón, no donde está actualmente."



Cisco espera apalancar su crecimiento sobre las posibilidades que ofrecerá la Internet. "Lo mejor está por verse", dice Chambers. En particular, quiere apalancarse sobre la tecnología IP, la misma que utiliza Internet. Lo cual sería de gran ventaja dado que ella hace parte de su ADN. Desde que nació, la gigante ha desarrollado soluciones de redes basadas en IP. Con más de 20 años de experiencia y 27 millones de routers en el mercado, Cisco cree estar bien posicionado en este terreno.



Uno de los segmentos más importantes donde Cisco espera generar mayores tasas de crecimiento es en el de los proveedores de servicios, empresas de telecomunicaciones y de cable, por ejemplo, en la medida que hacen importantes adecuaciones a sus redes. Esto dado que sus redes actuales no son aptas para manejar la cantidad de información que se espera viajará por ellas. Solo fueron concebidas para un servicio, como voz, y cada servicio distinto requiere su propia red. Pero con el advenimiento de la tecnología IP, se pueden ofrecer muchos servicios a través de ellas, como video, música y datos de manera integrada. Se estima que el gasto en la construcción de estas ´redes de próxima generación´ crecerá 20% anual y Cisco quiere jugar un mayor papel en estas migraciones.



Para atacar el segmento, Cisco recientemente lanzó al mercado el CRS-1, un poderoso router para comunicaciones sobre IP. Aunque para muchos tarde y con malos resultados inicialmente, la fortuna del router ha dado un giro. Según Mike Volpi, vicepresidente de routing de Cisco, varias empresas de telecomunicaciones y organizaciones de investigación a nivel mundial han adoptado el CRS-1. En la actualidad 14 operadores están examinando el router y China Telecom ha elegido a Cisco como su principal proveedor de tecnología de redes. Adicionalmente, Cisco desarrolla el Services Exchange Framework, una plataforma que le facilita a las empresa operar, facturar y controlar su red.



Sin embargo, a pesar de su basta experiencia, también hay una ventana de oportunidad que se puede cerrar. Las directivas de Cisco admiten que su estrategia en este segmento salió tarde, pero como dicen, querían tener certeza que transitaran por el camino correcto. "Hoy hay claridad que para la red de próxima generación, la infraestructura es IP, hace tres años esto no era tan claro", dice Volpi. Además, hace unos años, tal vez no era el mejor momento. Los gastos de capital de estos proveedores de servicio no eran tan fuertes, agrega.



Zon el tiempo perdido Cisco cedió terreno en el segmento de venta de equipos IP para proveedores. La participación de Juniper, uno de sus mayores competidores, pasó de 4,5% en 2002 a 8,3%, mientras que la de la asiática Huawei, pasó de 3,8% a 8,2%. Con esto Cisco ha visto reducida su participación de 45% a 38%; todavía es líder, pero quisiera que su ventaja fuera mayor. Entre 2004 y 2007 Cisco espera una tasa anual compuesta de crecimiento de 14% para este segmento.



Parte de su estrategia en la construcción de redes de próxima generación también se sustenta en el fortalecimiento de su segmento tradicional de routers y switches, con el cual hoy goza de una participación de entre 70 y 80%, pero que una vez fue de 90%. Además del CRS-1, Cisco ha introducido otro router con más funcionalidades integradas, el ISR, una versión menos potente, el cual ha cumplido con el 150% de sus metas en ventas preliminares presupuestadas hasta ahora.



Por otra parte, Cisco cree que a futuro su mayor competencia en este segmento provendrá de empresas asiáticas. Para enfrentarla, Cisco se ha aliado con Fujitsu, empresa japonesa líder en la integración de redes y desarrollador de tecnologías digitales para vender sus switches y routers. Adicionalmente, invertirá US$32.000 millones en la construcción de un centro de investigación y desarrollo en Shanghai para trabajar con empresas de comunicaciones asiáticas.



Cisco también quiere volver a innovar. Hoy tiene dos veces más productos nuevos de lo que jamás había tenido y está gastando cerca de US$3.000 millones en I&D, dicen sus directivas. Así, se creó el grupo de tecnologías avanzadas, el cual impulsaría el crecimiento en nuevas áreas. El grupo trabaja en 6 nuevas tecnologías que incluyen, voz sobre IP (VOIP), seguridad, redes para almacenamiento, redes inalámbricas, óptica y redes para el hogar y oficina pequeña.



Uno de los segmentos más prometedores hasta ahora para Cisco ha sido el de voz sobre IP. Desde que arrancó a vender equipos de voz sobre IP como PBX y teléfonos ha gozado de fuertes crecimientos. Si bien tardó tres años para vender el primer millón de teléfonos IP, el siguiente millón lo vendió en 1 año, el siguiente en apenas 8 meses y el más reciente en 6 meses. Cisco estima que sus teléfonos IP reemplazan 8.000 análogos al día. Y en cuanto a redes para el hogar, Cisco compró Linksys, una de las empresas más reconocidas en la construcción de equipos para el hogar.



Pero en términos generales, el problema en estos segmentos es que hay fuertes competidores y Cisco es apenas uno más. Por ejemplo, en almacenamiento está McData y Brocade, en el hogar está NetGear y en seguridad también hay otros. Incluso en VOIP, hay formidables competidores como Avaya y Alcatel.



Con todo, ninguna de estas áreas comprende una parte importante de los ingresos de Cisco todavía. Hasta el último trimestre del 2004 representaron 16%, sin embargo en 2003 representaron apenas 5%. Pero por ahora no hay señales de afán y Cisco cree estar en buena posición. Como dice Janie Tsao, vicepresidente de mercadeo y ventas, "No llegamos tarde a estos segmentos, no hay jugador dominante y creemos que seremos lideres dentro de dos años."

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×