Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2005/01/30 00:00

Agradable corrida de rejones con tres orejas cortadas

Un buen encierro de Manuel Orbes permitió el lucimiento de los tres caballeros en plaza. Andy Cartagena cortó tres orejas. Sin embargo el portugués nacionalizado español, Diego Ventura, dejó un muy buen sabor de boca entre los aficionados bogotanos. Crónica de Hernán Miranda.

Agradable corrida de rejones con tres orejas cortadas

Una gran entrada registró ayer la plaza de Santamaría (casi se llena) en tarde fresca y al final del festejo la satisfacción de aficionados, empresarios y por supuesto el ganadero, don Manuel Orbes, que envió un encierro bien presentado, sobre todo cuatro de ellos que merecieron el aplauso general.

Andy Cartagena
Le correspondió a Sabiondillo, un toro negro de 440 kilos, que no le colaboró mucho pero que a base de fijarlo en la cabalgadura logró colocarle dos rejones de castigo un tanto caídos, pero luego con las banderillas se lució dejándolas en todo lo alto del morrillo. Pero lo emocionante vino después al colocar banderillas al violín que fueron la delicia de los aficionados. Y como dejó el rejón de muerte en todo lo alto el taro cayó rodado sin puntilla. Pañuelos blancos en los tendidos y el palco presidencial -muy emocionado y generoso- le otorgó las dos orejas. Y una oreja, también muy larga, en su segundo, Gavilancito de 529 kilos en la romana, al cual con mucha exposición le puso banderillas cortas, largas a un toro que buscó las tablas luego de los rejones de castigo. Eso sí porfió y porfió logrando el lucimiento. Al final salió en hombros por la puerta grande.

Diego Ventura
Este joven rejoneador tiene una cuadra de caballos de mucha categoría, sobre todo ese blanco de nombre Junquillo, con el cual 'jugó' como quiso con su oponente. Y la mayor emoción de la tarde al colocar banderillas al quiebro y citando de frente, que fueron realmente espectaculares. Infortunadamente el rejón de muerte no surtió efecto, por lo cual todo quedó en vuelta al ruedo, eso sí entre el júbilo de los asistentes. Con toda seguridad volverá a pisar el ruedo de la Santamaría, pues se escucha el rumor de que habrá una corrida extraordinaria en el próximo mes de marzo con este caballero, Andy, y un rejoneador colombiano por designar. En el toro de su alternativa, un ejemplar negro de 446 kilos, no logró mayor lucimiento, pero sí un gran susto al personal del callejón, pues saltó la barrera y puso a correr a más de uno, por fortuna sin consecuencias que lamentar.

Juan Rafael Restrepo
El rejoneador colombiano le puso mucha voluntad a su labor, pero con los rejones de muerte anda un tanto fuera de sitio y por eso tan sólo escuchó unas tibias palmas en sus dos ejemplares. Otra vez será.

El domingo
Llegan los toros de El Paraíso, de don Jerónimo Pimentel para el maestro colombiano César Rincón, y los españoles Finito de Córdoba y Eduardo Gallo. S espera un lleno hasta las banderas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.