Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/21/2004 12:00:00 AM

Amnesia de las alegres prostis

Miércoles 24. Germán Silva responde a una columna publicada la semana pasada sobre el último libro de García Márquez y llama la atención sobre el "estancamiento o retroceso de los grandes" escritores.

Sin el coraje de Ramiro Reyes, que se adelantó en una columna del lector a cuestionar la última novela de Gabo, hay que darle toda la razón al iniciar el debate frente al estancamiento o retroceso de los grandes.

Una de las enormes fallas en la historia es la postración de multitudes ante sus ídolos, convirtiéndolos en caudillos sin tacha, lo que los potencia como mesías, llevándolos a convertirse en ególatras, dictadores o a dormirse en los laureles de la vanagloria. La historia del siglo XX se nos llenó de fenomenales ejemplos.

A los buenos escritores se les cree hasta la fantasía, ahora virtual, y en el "realismo mágico" se borran las distancias de la verdad y lo imposible, como de lo material y espiritual. La Biblia, aceptada como la escritura sagrada que a través de las cruzadas y la colonización cometió varios genocidios y que sigue arrodillando a millones de conformistas con el imperio del Papa y los prelados, es quizá la mejor novela que se haya escrito y con sus "sabias" enseñanzas se han cometido los mayores crímenes, empezando por la enajenación alienante en la transculturización de los pueblos.

Por eso la responsabilidad del escritor es grande. Pero es mas la de sus lectores para no atribuirles poderes omnímodos y sobrenaturales. Ellos como los caudillos en la economía, la guerra o la política son humanos mortales, con variadas falencias. El endiosarlos es el caldo de cultivo a su petulancia. Y no decirles sus errores al evaluarlos, genera el culto a la personalidad que tantos sátrapas y dictadores ha incubado para destruir con sus ejércitos todo lo que a su paso se les oponga. La copia por la izquierda del caudillismo, propio del individualismo burgués, ha estancado o retrocedido históricos procesos. Quizá Bush es el último. Y fíjense que aunque 500 o mas millones en el mundo manifestaron apoyar a Kerry, en Estados Unidos fue elegido por unas decenas de millones, alienados por la imagen de su ídolo "salvador del terrorismo" no importa que sea genocida y para colmo bruto.

En las obras cumbres de Gabriel García Márquez, con su original y creativo talento logra la armonía enaltecedora de su realismos mágico que deslumbra al mundo, a la vez que lleva implícita una contunde denuncia de las desigualdades sociales de la opresión y el menosprecio de las potenciales imperialistas a los pueblos, los trabajadores y marginados, que incita a la conciencia rebelde por los cambios transformadores. En sus memorias de las prostitutas retrocede en ambos. Le ha pasado a muchos grandes, luego no es para asombrarse. Aunque no se quiera muchos motivos se encuentran en la condición de clase, en el puesto que se ocupe en la sociedad.

En estas memorias Gabo habla mas de la forma "simple", llevada a un buen cuento, en que transcurre el oficio mas antiguo del mundo. Mientras en muchos apartes casi lo glorifica, no se encuentran rasgos de denuncia, de rechazo de inconformismo, como en sus otras obras, que sicológicamente muevan a la denuncia, a la cruel condición de mercancía de la mujer, para llamarnos a proyectar su liberación en todos los órdenes. Y es aquí quizá adónde Reyes tiene mayor razón "sacrílega" al admitirlo como la máquina de hacer dinero. Máquinas robóticas que con el neoliberalismo se están aceitando en casi todas las disciplinas sociales, en que las potencias han estructurado el saber y la tragedia humana.

Tal vez estas falencias nos ilustren mucho porque Gabo es el presidente de la revista Cambio, uribista e imperialista a morir. Porqué su creciente amistad con el cuate Fox y el arrogante Uribe, pero ante todo su innegable protagonismo diplomático, lo han llevado a asociarse en la estrategia revanchista de Bush y Uribe Vélez. Ya había dicho Fidel de su gran amigo: "El mejor escritor que haya conocido en lengua hispana, pero Gabo sabe nada de economía y por lo tanto, nada de política". A lo mejor sabe mucho como máquina capitalista, ignorando que con su postura borra su célebre sentencia; "El día que la mierda tenga algún valor, los pobres nacerán sin culo". Claro que cuando uno se vuelve viejo se contagia de mucho resabio. Hablando con los "pobres" editores piratas, me dicen que hubo acuerdo con Gabo, pues lo timaron y el sabe que el neoliberalismo le reserva un buen lugar a los pobres como propaganda al mercado.

Admitir que deben existir prostitutas tristes siempre, para la felicidad comprada con dinero, es admitir la eternidad del capitalismo. Por ello mi próximo cuento será el de las prostitutas alegres (La vulgarización del sexo) sobre las que Gabito calla ahora. Proxenetas y prostitutos del gran capital que en la era neoliberal compran y venden en el libre mercado, almas, cuerpos y conciencias. Las tristes de Gabo lo hacen alegando la necesidad de sobrevivir como humanos a la explotación de salvaje capital. No así aquellas y aquellos que se venden para colocar a sus amigos, familiares y lugartenientes en alcaldías, gobernaciones, ministerios, embajadas, gerencias y fundaciones. Aquellas y aquellos oligarcas que compran sexo como votos, para lograr la satisfacción negada por sus parejas, las mismas que compran el silencio de sus violados y violadas o víctimas, frente a las orgías de la burbuja financiera, de las masacres políticas o de los llamados "errores colaterales".

No sé si algún nonagenario o simple nona sepa si existe o ayude a indagar por el libro "Amores y Orgías de los Curas", que mi padre rescató enmohecido en mil batallas para que mi madre se enterara y que al leer sus primeras páginas quemó, como hizo la iglesia con varias ediciones.

* Periodista y escritor refugiado en Suecia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.