Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/11/2005 12:00:00 AM

Apenas justo

Juan Francisco Valbuena Gaitán se atrevió a criticar en su columna "Los deudos del vallenato" a la música del difunto Kaleth Morales. Sin embargo, sus errores e imprecisiones convirtieron su columna justamente en lo que no se quería: una cursi blasfemia, opina el periodista cartagenero Carlos Serrano.

Sin importar cuál sea la posición de un columnista respecto a un tema, su crítica la debe hacer siempre basado en información veraz y completa. Si no cumple con esos requisitos y con las normas mínimas de redacción, será muy complicado generar un debate sano entre los lectores. Asimismo los medios deben ser más cuidadosos con lo que publican ya que libertad de expresión no significa libertad de imprecisión. Los siguientes comentarios al texto de Valbuena reflejan mi posición ante su malograda columna, cuyos errores casi ni no me permiten comprender lo que quería decir.

". su único éxito "Vivir en el limbo". El éxito al que se refiere el columnista no se llama "Vivir en el limbo" sino "Vivo en el limbo". Más allá de evidenciar la falta de información del columnista, lo importante es darse cuenta de que la palabra "Vivo" es mucho más autobiográfica y tiene más fuerza dramática que "Vivir", que denota algo general, frío e impersonal. Sobra explicar que la primera persona del singular tiene mucha más fuerza narrativa que el infinitivo, que es la forma no personal del verbo. Por algo Vicente Fernández canta ".Pero sigo siendo el rey" y no "Seguir siendo el rey.". Haga la prueba la próxima vez que se emborrache y verá que no es lo mismo.

".constituye una buena pieza del folclor vallenato, tan abusado, utilizado y destrozado por nuestros días". La verdad no me imagino a un miércoles abusando de un acordeón o a un sábado destrozando una guacharaca. Como el uso estricto de la preposición "por" es cuestión de los expertos, bastará decir que el castellano siempre tendrá la palabra exacta para evitar distracciones del lector y frases malsonantes, por eso, sin más complicaciones hay que escribir "destrozado en nuestros días" y no "destrozado por nuestros días". Por tener tantos errores perdí interés en la lectura.

"Varias personas afirman que Morales y su único éxito conforman la llamada "nueva ola" del vallenato". Esta es una afirmación imprecisa que el autor pone en boca de otros para sustentar su posición. Sin embargo, es una afirmación malintencionada y sobre manipuladora de lo que realmente se ha dicho en los medios. Nadie que realmente conozca del tema, ha dicho que la Nueva Ola la conforma solamente la canción de Morales. La Nueva Ola no es solo Kaleth, aunque él fuera unos de sus principales exponentes. Aquí no se trata de que a uno le guste o no este nuevo ritmo, se trata de informarse decentemente y saber que existen los cantantes Peter Manjarrés, Silvestre Dangond, Luifer Cuello, Kike Bustillo, Pillao, y otros más que realmente están revolucionando (para bien o para mal) el vallenato. Respecto a lo de "su único éxito" debería saber que en las emisoras de la costa desde antes de su muerte ya sonaban con fuerza las canciones La hora de la verdad y Mis cinco sentidos, sin contar sus composiciones que cantaban otros intérpretes.

"Incluso leí un artículo en el diario El Tiempo que ponderando un concierto de este joven en Bogotá decía que "es muy difícil encontrar una manifestación parecida en otro tipo de evento folclórico o cultural". El autor hace ver al editorial de El Tiempo como una exageración, pero yo me pregunto: ¿realmente será fácil encontrar a un cantante de 21 años, a punto de graduarse de medicina, que no pertenece a un productor poderoso, que ponga a cantar a 40.000 personas en la capital?

"Supongo que no habrá faltado alguno que, simulando adoración hacia el difunto, encontró la excusa perfecta para evadirse un par de horas del duro jornal. Dicen que en la costa esto se da bastante". Ese es el problema, que este señor todo lo supone o simplemente se lo inventa. Este es otro comentario mal intencionado que raya en lo cursi. ¿Qué le aporta ese estereotipo al texto?. "Dicen que en la costa esto se da bastante". ¿De dónde sacó ese dato? ¿de Sábados Felices?

"Sin querer posar como un experto en el tema, debo manifestar que a juzgar por la famosa canción[...] estas (favorables)opiniones están muy lejos de lo que cualquier persona que tenga un poco de oído musical puede pedir". ¿Cuarenta mil personas con mal oído? Mmmmmm.Además por qué querría posar como experto si a leguas se nota que no lo es.

".las borracheras y posteriores muertes de quienes hicieron los cimientos del género que hoy en día les da de comer a tantas personas que se lucran del llamado bagrenato". Pues obvio que las muertes son posteriores, no creo que se mueran y después se emborrachen. Si con bagrenato se refiere al vallenato romántico, me permito aclarar que esa es una evolución del vallenato completamente distinta al vallenato de la Nueva Ola. Cada una de estas dos variantes tienen sus propios intérpretes, sus propios ritmos, sus propias temáticas y su propio público.

"Desafortunadamente pocas gentes advirtieron.". Aquí hay tres gentes, allá hay ocho gentes, entraron dos gentes. Decir "pocas gentes" es un galicismo, es decir, un idiotismo venido del francés. ¿Que habrá llevado al autor a no decir simplemente "poca gente"?

".impulsaron a otros músicos vallenatos a seguir con la decadencia del bello género, con la prelación del son y de las letras trágicas y únicamente románticas". Me temo que otra vez confunde la Nueva Ola con el vallenato romántico. El vallenato que hizo famoso a Kaleth y a la Nueva Ola, se caracteriza por sus letras frescas y alegres, que jamás se interpretan a ritmo de son (que es el más lento) sino a un ritmo más parecido al merengue, el segundo más rápido después de la puya.

".mezclar indiscriminadamente ritmos varios". La manera correcta de decirlo es "mezclar indiscriminadamente varios ritmos" o mejor aún "mezclar ritmos indiscriminadamente" porque es obvio que se van a mezclar varios, por lo menos dos.

".tendremos que lamentarnos de la inexistencia de uno de los géneros más auténticos, ricos y descriptivos de la música del mundo, que es mucha". ¿Qué es un género auténtico? ¿Cuáles son los géneros no auténticos? Además, que final tan contundente "La música del mundo es mucha".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.