Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2004/11/14 00:00

Arafat: ¿terrorista o víctima de las circunstancias?

Paula Arteaga reivindica la mala imagen de Yasser Arafat, uno de los protagonistas del conflicto entre Israel y Palestina, quien falleció ayer en París.

Arafat: ¿terrorista o víctima de las circunstancias?

Cuando se habla del conflicto en Medio Oriente por lo general lo que se está tratando es el asunto entre palestinos e israelíes, problema que por el carácter territorial y religioso ha sido desde hace más de cuatro décadas imposible de solucionar a pesar de la constante intervención de la comunidad internacional.

Debido a esto y a su creciente trascendencia occidente optó por buscar culpables; uno de ellos es Yasser Arafat, líder de la causa Palestina, catalogado como terrorista debido a la manera como busca obtener los derechos que por ley corresponden a su pueblo.

La causa Palestina ha sido malentendida por muchos y por ende el papel de Arafat en ésta. Lo han calificado de terrorista sin darse cuenta de que esté término (terrorismo), depende de la perspectiva que se tenga, especialmente de cómo lo vea América y Europa, razón por la cual se puede afirmar que el verdadero problema en medio del conflicto, es el disenso entre Medio Oriente y Occidente, lo que no permite que este último se de cuenta de que Arafat sólo lucha por su causa y es víctima de las circunstancias, mientras que Sharon es el verdadero terrorista.

Como en todo conflicto, en éste hay varios bandos. Por un lado está Israel y los hebreos, quienes consideran que el estado de Israel es suyo y los únicos intrusos son los palestinos.

Por otro lado los palestinos, quienes eran dueños de la tierra donde actualmente se asientan los israelíes, luchan por que se cumpla lo que les habían prometido, es decir, que le devuelvan la tierra que por ley es suya, y para lograrlo, tiene como líder a Yasser Arafat, fundador de Al- Fatah y líder de la Organización para la Liberación Palestina (OLP).

Arafat, como vocero del pueblo palestino, afirma que su objetivo "es simplemente la liberación del suelo palestino y el establecimiento de un estado.", lo único que buscan es ejercer legítima lucha y defensa de su derecho de autodeterminación y a la constitución de un Estado independiente y soberano.

El líder Palestino usa el fundamentalismo como un arma en contra de Israel y de aquellos que están del lado de los Hebreos y como una forma de defenderse, por lo que el mundo ve su causa como xenófoba y cree que su único deseo es acabar con los judíos; no obstante, la causa Palestina no es en contra de los judíos, lo que realmente busca es acabar con el estado de Israel y terminar con las constantes humillaciones de las que son víctimas puesto que para ellos "Palestina es enteramente nuestra según la lógica del Corán, de la historia y de la razón"

Lo que el mundo no entiende es que Palestina no tiene otra forma de defenderse, no posee armas, no tiene el apoyo de Estados Unidos como lo tiene Israel y la única manera de hacer valer sus derechos es por medio de este fundamentalismo y en nombre de Alá sin importar las muertes que pueda generar pues a ellos "no les importa morir" luchan por su causa aunque no tengan los medios tecnológicos que posee Israel, como pasó con la Intifada.

Israel era antes el Estado de Palestina y este territorio les fue arrebatado por la Comunidad Internacional, además no solo fueron excluidos de su propio Estado sino que los nuevos habitantes, en la búsqueda de la totalidad del terreno, han asesinado y exiliado a los palestinos de su propio hogar, y han invadido una zona sagrada para ellos, así que ¿Cómo esperar que los palestinos no tomen ninguna medida frente a esa situación? Y el hecho de que las medidas que tomen no sean del total agrado de occidente ¿los convierte en terroristas?

Después del 11 de septiembre la definición de terrorismo ha tomado otro sentido, es terrorista todo aquel que altera o daña la integridad física de cualquier Estadounidense o de alguno de sus aliados, pero si es un estado como el dirigido por Arafat, a quien le violan sus derechos y contra quien efectúan masacres ya no representa una amenaza.

El término terrorismo fue redefinido por conveniencia de Estados Unidos e impuesto al mundo; su concepto es aplicado a este caso, asumiéndolo como "la violencia que yo no apoyo", y partiendo de esta definición, entendible, el absoluto rechazo al "maltrato" que le dan a un grupo que tiene tal peso en su país como lo son los judíos, y más aún, cuando el sentimiento de culpa por no haber hecho nada en los inicios de la era nazi los ciega totalmente.

Luego de la tragedia de las torres gemelas, se ha creado en el mundo una anti islamización tan radical que todo musulmán es identificado como un terrorista sin pensar que simplemente lucha por sus derechos y es cierto que el fin no justifica los medios, pero el "terrorismo" manejado por Arafat es la "lucha por la libertad", es una causa legitima oculta bajo la sombra de lo que occidente quiere que el resto del mundo piense.

Y esa es la razón por la cual juzgan a líderes como Arafat: no existe consenso frente a la forma de ver la situación lo que hace que occidente no comprenda las razones que tiene Arafat para actuar del modo como lo hace.

"Ustedes europeos están siempre con ellos (los Israelíes), tal vez alguno de ustedes esté empezando a comprendernos; se advierte en el aire. Pero en conjunto están con ellos", dice Arafat en una entrevista realizada por la escritora Oriana Fallaci, y esta afirmación no es más que la verdad.

Muchos de los ciudadanos estadounidenses son judíos, así como científicos y empresarios, lo que hace que Estados Unidos esté en pro de los Israelíes y por otro lado, los europeos ven a los israelíes como los veían después de la segunda guerra mundial, por lo que no pueden tener más que simpatía por ellos.

Se evidencia ésta como una guerra desigual, además por el apoyo que recibe Israel de Estados Unidos, armamento, helicópteros y todo lo indispensable para que se puedan mantener y Estados Unidos no se da cuenta de que si le diera el mismo apoyo a Palestina, los hombres-bomba no seguirían existiendo, y Arafat no seguiría siendo calificado como terrorista sino que le darían el título que le han dado a Sharon, "un simple militar que lucha en el frente por su causa".

La ironía está en el papel que juega Estados Unidos en el conflicto donde modifica los roles de los personajes involucrados en este asunto por medio de tácticas como la mediación unilateral , y con la excusa de exigir un proceso de paz donde lo único que hace es legitimar su intervención en Oriente Medio.

Estados Unidos no brinda ayuda a Arafat (en nombre de Palestina), y por eso ellos se tienen que defender de la única forma que se puede: con sus cuerpos. Además la manera de ser escuchados es si usan la fuerza; si fueran un grupo pacífico ya no habría palestinos en Israel.

Y aunque bien es cierto que esta no es la mejor forma de conseguir sus objetivos, y que Arafat ha cometido errores en cuanto al manejo de la guerra, ¿Porque hay un castigo tan fuerte si lo que el líder palestino busca es recuperar lo que fue de su gente y le fue arrebatado de un momento a otro? No es su culpa de querer hacer lo mejor por su pueblo, y aunque tuvo fallas, no es el único líder en el mundo que las ha cometido, y sin embargo el resto de ciudadanos no son estigmatizados ni bombardeados y mucho menos asesinados por el hecho de que sus presidentes incurran en errores.

Arafat es calificado como terrorista por dos razones: Uso de la violencia como instrumento político y ataque a la población civil; sin embargo Israel adopta estas mismas características dentro de su política de guerra y no es calificado por occidente como un pueblo terrorista.

Es importante no caer en lo que se plantea en occidente, según la cual Sharon es un líder y Arafat un terrorista, más aún cuando el líder Israelí es conocido por hazañas bélicas de peor índole que las de Arafat, en donde uso el ejercito y potencial estadounidense para llevar a cabo brutales ataques militares. De hecho, Amnistía Internacional dice que "en muchas ocasiones las muertes provocadas por Israel se debieron al uso excesivo del poder letal en circunstancias en las que ni las vidas de las fuerzas de seguridad ni otras estarían en peligro inminente, por lo que son muertes ilícitas".

La razón por la cual Sharon aún no es considerado como terrorista es por el manejo psicológico que le ha dado al asunto, aprovechándose de la simpatía que el mundo siente por los Israelíes para martirizarse frente a occidente y hacer de Arafat el peor terrorista de la historia.

Si ambos líderes fueran llevados a la corte, Sharon sería juzgado por crímenes de guerra y Arafat como terrorista, pues el mundo no se ha dado cuenta aún que el verdadero terrorista es Sharon, y que por medio del manejo que le ha dado a la opinión de la comunidad internacional, se muestra como un líder que lucha por su pueblo. Arafat, también lo es.

Arafat no es más que una víctima de las circunstancias, un líder que lucha por el bienestar de su pueblo batallando con los pocos recursos que posee, para defender y recuperar lo que históricamente y por ley les pertenece. No es un terrorista, solo quiere que occidente se de cuenta de que el conflicto entre Israelíes y palestinos no es más que "una lucha en la que un lado es fuerte y esta equivocado (Israel) y el otro es débil y tiene la razón (los palestinos)" y simplemente busca que occidente entienda que "mientras la conciencia nos permite entender los crímenes ordinarios, la realidad nos ciega ante los más extraordinarios", los cometidos por su eterno rival: Israel.

* Estudiante de Finanzas Relaciones Internacionales Universidad Externado de Colombia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.