Miércoles, 18 de enero de 2017

| 2008/04/02 00:00

Benedicto XVI homenajeó a Juan Pablo II, tres años después de su muerte

Benedicto XVI homenajeó a Juan Pablo II, tres años después de su muerte

El papa Benedicto XVI destacó las características, que se le atribuyen a los santos, del papa anterior, Juan Pablo II. Durante una misa celebrada por el tercer aniversario de su muerte, Benedicto XVI recordó las cualidades humanas y sobrenaturales de su predecesor.

Ante 40 mil personas,el actual papa dijo que Juan Pablo II "contaba con una excepcional sensibilidad espiritual y mística", que bastaba observarlo mientras rezaba, cuando se sumergía literalmente en Dios y parecía que todo lo demás en ese momento no existía.

Benedicto XVI rememoró los días que precedieron la muerte de Juan Pablo II: "la basílica vaticana y la Plaza de San Pedro fueron verdaderamente el corazón del mundo… Un río ininterrumpido de peregrinos rindió homenaje al cuerpo del venerado Pontífice y sus funerales marcaron un ulterior testimonio del cariño y el afecto que él había conquistado entre los creyentes y personas de todas las partes de la tierra".

El Papa recordó las imágenes de Juan Pablo II, aferrado a la cruz, mientras seguía por televisión desde su capilla privada el Vía Crucis del Viernes Santo que se celebraba en el Coliseo de Roma.

"No podemos olvidar este último y silencioso testimonio de amor a Jesús. También en esta elocuente escena humana de sufrimiento y de fe, indicaba a los creyentes y al mundo entero el secreto de toda la vida cristiana", dijo Benedicto XVI.

El Papa dijo que "Juan Pablo II quería que el mensaje de amor misericordioso de Dios llegase a todos los hombres y exhortaba a los fieles a ser testimonios de éste".

Agregó que Juan Pablo II, fue un conocedor de las grandes tragedias del siglo XX y afirmaba que "sólo la Divina Misericordia es capaz de poner un límitee al mal…, sólo el amor omnipotente de Dios puede derrotar la prepotencia de los malvados, el poder destructivo del egoísmo y del odio".

"Le rezamos para que continúe intercediendo desde el cielo por cada uno de nosotros, y, de manera especial, por mi, que la Providencia ha llamado a recoger su inestimable herencia espiritual", fue lo que dijo cuando terminó la misa.

El 28 de junio de 2005 comenzó el proceso de beatificación de Juan Pablo II, que empezó por la voluntad de Benedicto XVI, sin tener que esperar cinco años de la muerte de Wojtyla, como establece el Código de Derecho Canónico.

La Congregación para la Causa de Todos los Santos tendrá que aprobar la recolección de datos o ‘positio’, etapa en la que se encuentra el proceso, pera definir la suficiencia de los méritos y así poder beatificar a Juan Pablo II.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.