Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/22/2003 12:00:00 AM

Bush justificó el ataque a Irak ante la ONU

Miércoles 24, 8:40 horas. En busca de ayuda de la organización para la reconstrucción de Irak, el mandatario estadounidense aseguró que el ataque al país árabe fue para "defender la paz y la credibilidad de las Naciones Unidas".

El presidente George W. Bush, acusado mundialmente de haber puesto en tela de juicio el papel del las Naciones Unidas, tuvo que defender ayer ante una comisión de la organización el ataque.

Ésto con el fin de buscar cooperación internacional para la reconstrucción del país, que se vio seriamente damnificado después de que Estados Unidos, en conjunto con sus países aliados lo atacara para derrocar el régimen de Saddam Hussein y encontrar armas de destrucción masiva. Lo último no ha sucedido, aumentando la sospecha sobre los intereses del mandatario a la hora de invadir Irak.

"En todo Irak, la vida está mejorando gracias a la libertad", afirmó Bush en defensa de su actuación. "En todo el Medio Oriente, la gente está más segura porque un agresor inestable ha sido derrocado del poder. En todo el mundo, los países están más seguros porque ha caído un aliado del terrorismo".

Además aseguró que él y sus aliados -entre los que se cuentan Inglaterra y España- "actuaron para defender la paz y la credibilidad de las Naciones Unidas" derrocando al presidente Saddam Hussein. Por ello, aseguró, que los iraquíes necesitan ahora la ayuda del organismo internacional para establecer un gobierno democrático.

A favor de su propuesta, presentó una nueva resolución del Consejo de Seguridad que involucraría a la ONU en el establecimiento de la democracia en Irak, e invita a otros países a que contribuyan con dinero y tropas para ayudar a estabilizar el país.

Las tropas estadounidenses enfrentan ahora una campaña de ataques guerrilleros atribuidos a los vestigios del Partido Baas de Hussein y a "terroristas extranjeros", en los que se refirió al atentado con bomba contra la sede del la ONU en Bagdad, que acabó con la vida del enviado especial del organismo, el brasileño Sergio Vieira de Mello.

"Los nuevos líderes de Irak están mostrando la apertura y tolerancia que requiere la democracia, y también el valor", dijo. "No obstante, toda democracia joven necesita la ayuda de los amigos. Ahora, la nación de Iraq necesita y merece nuestra ayuda, y todas las naciones de buena voluntad deberían dar un paso adelante y proporcionar ese apoyo".

Hace casi un año, cuando el mandatario instaba a la organización internacional a atacar Irak, recurrió a los argumentos sobre el desafío del régimen de Hussein a las resoluciones de la ONU que le exigían abandonar sus armas químicas y biológicas, sus misiles de largo alcance y sus esfuerzos para desarrollar una bomba nuclear.

Pero ello no valió para que Bush y sus aliados obtuvieran autorización del Consejo de Seguridad de la ONU para una acción militar contra Irak e invadieron el país sin la bendición del organismo. Hasta ahora, no se han encontrado armas de destrucción masiva en Irak, pero Bush dijo el martes que continúan los esfuerzos para "revelar el alcance de los programas de armas y la larga campaña de engaños".

Antes de que Bush pronunciara su discurso, el secretario general de la Organización, Kofi Annan instó a los miembros del organismo a ayudar en la reconstrucción de Irak. Aunque guardó un espacio importante para cuestionar el ataque y el desobedecimiento del gobierno estadounidense. "Esta lógica (justificando una invasión preventiva) representa un desafío fundamental a los principios sobre los que, aunque de manera imperfecta, ha descansado la paz y la estabilidad mundial durante los últimos 50 años", declaró Annan ante la Asamblea General.

El cuestionamiento a Bush por el ataque se suma a una serie de episodios posteriores a la guerra que le han restado credibilidad al ataque y a las intenciones de los Aliados. Entre ellos se encuentran la muerte del experto en armas David Kelly, el informe de la BBC y, como resultado de los dos anteriores, la indagatoria que tuvo que rendir en meses pasados el primer ministro británico Tony Blair, en la que tuvo que aclarar la procedencia de los informes de armamento y la verdad sobre las versiones difundidas en el reportaje de la cadena inglesa.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.