Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2004/10/03 00:00

Bush vs. Kerry: Round # 1

A quienes creen que las convenciones y los debates no son tan influyentes o importantes, estas elecciones están demostrando algo diferente. Análisis de Santiago Pinzón.

Bush vs. Kerry: Round # 1

El lugar: Universidad de Miami, Florida. Los Temas: Seguridad Nacional y Relaciones Internacionales (Irak y la lucha contre el Terrorismo)

El primer debate entre Bush - Kerry ofreció lo que ya hemos visto en cuanto a estrategia política, imagen y en las diferencias ideológicas de los candidatos. La guerra en Irak fue el eje de la discusión y la proliferación nuclear es considerada por ambos contrincantes como la amenaza más grande. A quienes creen que las convenciones y los debates no son tan influyentes o importantes, estas elecciones están demostrando algo diferente.

A solamente 32 días para la votación y después de meticulosas negociaciones (32 paginas de reglas fueron acordadas por las partes) los candidatos George W. Bush y John F. Kerry realizaron el primer "cara - cara". Más de 60 millones de ciudadanos americanos, casi el doble en comparación al primer debate del 2000, observaron la transmisión por televisión.

Que paso?

El Senador Kerry pareció más cómodo, menos extenso, menos "acartonado" y menos contradictorio. Atacó a Bush como un Presidente que no planeo lo suficiente antes intervenir Irak, como alguien que se apresuro a una guerra sin la correspondiente alianza de otros países y como alguien que ofrece más de lo mismo. El estilo que mostró Kerry durante el debate le permitirá recuperar cierto espacio perdido, "comprar" algo de tiempo y atraer la atención de algunos votantes indecisos.

El Presidente Bush por su parte, nuevamente fue claro en sus posiciones, enfático en que Irak es ahora el eje de la guerra contra el terrorismo, reiterativo con los mensajes y corto en palabras. Bush presentó a su rival como una persona indecisa para enfrentar efectivamente el terrorismo. Así mismo, Bush se observó más a la defensiva, incomodo, ofuscado a veces y haciendo demasiados gestos físicos cuando Kerry lo atacaba. Aún así, ninguno de los candidatos logró "noquear" al otro. Un dato curioso: en 1984 Walter Mondale, en 1998 Michael Dukakis, en 1992 Ross Perot y en el 2000 Al Gore, todos "ganaron" o les fue mejor en el primer debate, pero ninguno obtuvo la presidencia.

No olvidemos algo esencial: en Estados Unidos se puede ganar el voto popular, como lo hizo Al Gore en el 2000 con algo mas de 51 millones de votos, pero perder la presidencia pues en realidad lo que cuenta es reunir los 270 delegados colegiales. Bush perdió el voto popular en las ultimas elecciones al obtener 50 millones de votos pero, al ganar en los Estados que sumados le dieron los 270 delegados colegiales, obtuvo la Presidencia. El "secreto" entonces, es ganar en los Estados que tienen el mayor número de delegados colegiales. De acuerdo a las últimas encuestas, realizadas antes del primer debate, el Presidente Bush lideraba en 9 de los 13 Estados indecisos.

Los americanos ganaron rápidamente la guerra convencional en Irak, pero la guerra de milicias y guerrilla esta apenas empezando. Sin propuestas reales o por lo menos una alternativa que genere confianza no se puede persuadir al electorado para cambiar a sus mandatarios.

Kerry: Round #1

Si bien el senador Kerry a bordo de manera diferente las "otras papas calientes" de la política internacional, como lo son Irán, Corea del Norte y Afganistán, no despejo las dudas sobre sus posiciones. El problema radica en su pasado. La convención demócrata se concentro en la experiencia de Kerry como soldado en la guerra de Vietnam. Con esto, el senador "abrió la puerta" a que tanto republicanos y otros no simpatizantes "escarbaran", como es común en las elecciones americanas, todo sobre su vida pública.

Un grupo denominado "veteranos por la verdad" ha cuestionado con avisos comerciales de televisión los cinco meses que Kerry estuviera en Vietnam, las razones para otorgarle las medallas de honor como combatiente y las actividades de este al regresar y convertirse en uno de los líderes del movimiento contra la guerra de Vietnam. La prensa tampoco lo ha favorecido, pues se ha hecho un inmenso "eco" sobre el asunto.

Adicionalmente, la estrategia republicana de presentar al senador como un "flip-flopper" (es decir, alguien que cambia constantemente de posición) ha sido también exitosa. Con diferentes comerciales de televisión, han ventilado el frágil "record" de votación de Kerry en el Congreso, resaltando su posición en contra de la primera guerra del golfo pérsico, los continuos cambios de opinión entre 1995 y principios del 2004 sobre una intervención armada en Irak y la manera como Kerry votó a favor por la reciente guerra en Irak, pero después votó en contra para financiar las tropas americanas involucradas en esta operación. Todos estos "cartuchos" fueron utilizados por Bush para demostrar una vez mas, como un comandante en jefe no puede ser aquel que cambia de posición constantemente.

En estilo, parece que le fue "mejor" a Kerry. En propuestas no tanto. La estrategia del senador para Irak no es clara pues se fundamenta en realizar una cumbre con líderes de varios países para constituir una nueva alianza en Irak. La pregunta es: como cambiar la posición de esos lideres cuando ya han manifestado sus reservas al respecto y cuando el mismo Kerry dice que en el caso de Irak, los americanos están en una guerra equivocada, en el lugar equivocado y en el momento equivocado?

Finalmente, Kerry tampoco fue claro respecto a la necesidad de desplegar o no más tropas como parte de la lucha global contra el terrorismo y se contradijo al decir que Irak no es el objetivo principal de lucha contra el terrorismo pues a renglón seguido manifestó que diariamente terroristas estas cruzando la frontera hacia este país con armas de destrucción masiva.

Bush

El Presidente de los Estados Unidos llegó a su primer debate en una mezcla de circunstancias. Si bien las últimas encuestas lo favorecen en 6 puntos, los últimos ataques en Irak, la ejecución de dos americanos secuestrados hace dos semanas, más de 1000 soldados muertos y los jefes de Al Qeda todavía libres fueron temas a enfrentar en el debate y preguntas que se harán algunos americanos antes de votar. Bush no logró cambiar la imagen que se tiene sobre su poca flexibilidad ante las evidencias y las nuevas circunstancias.

Aun así, Bush tiene elementos que le ayudaron. En primer lugar, las próximas elecciones de Octubre en Afganistán con mas 10 millones de ciudadanos inscritos, son un resultado concreto en la lucha contra el terrorismo. Segundo, el compromiso de la ONU para la organización y realización, si la seguridad lo permite, de las elecciones nacionales a más tardar en enero del 2005 en Irak es otro ejemplo real. Tercero, la reacción a los ataques terroristas en Rusia, como por ejemplo la posición del Presidente Vladimir Puttin respecto a combatir por fuera de su país a los terroristas, confirma para muchos que se debe continuar con la estrategia preventiva de la guerra contra el terrorismo.

Y los candidatos a la Vicepresidencia?

El Vicepresidente Dick Cheney y el Senador John Edwards realizaran un solo debate, el próximo martes 5 de octubre en Cleveland, Ohio (uno de los Estados indecisos) precisamente antes del segundo debate presidencial (8 de octubre, en Missouri). Este quizá será un evento más interesante, puesto que son evidentes las diferencias generacionales, carismáticas, de experiencia, estilo y de retórica entre los dos. Edwards es un senador joven, abogado multimillonario, que logró posicionarse en las elecciones primarias con un mensaje de optimismo y esperanza. Cheney por su parte es un "viejo zorro" de la política, experimentado y con un fuerte carácter que inspira respeto aun de sus contradictores.

Estas serán las primeras elecciones presidenciales en los Estados Unidos después de los ataques terroristas del 11 de septiembre del 2001, de la guerra en Irak y de la operación en Afganistán. Esto explica porque las elecciones se definirán entonces por una cuestión aparentemente simple: "confianza". Kerry y Edwards tienen que mostrar que pueden ser mejores para dirigir al país. El problema hasta este momento, es que su campaña ha sido presentada y rodeada por una experiencia controversial durante la Guerra de Vietnam y por otra parte focalizada en presentar críticas hacia Bush y Cheney.

En resumen, este primer encuentro fue una oportunidad más apropiada para evaluar lo que a los americanos indecisos más les preocupa: quien es el mejor líder entre los candidatos y a quien le tienen más confianza para tomar decisiones difíciles en momentos excepcionales.

* Santiago Pinzón Galán es abogado colombiano, estudiante de Maestría en Administración Publica en American Univerisity y Asociado de Estudios en Asuntos Inter.-Americanos en la American Security Council Foundation en Washington, DC.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.