Jueves, 19 de enero de 2017

| 2003/06/23 00:00

Cocaína colombiana es un problema para el mundo.

Jueves 26, 8:30 horas. Según el informe anual de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Crimen (ONUDC), aunque Colombia ha reducido la producción de cocaína, el país sigue siendo un problema para el mundo.

Cocaína colombiana es un problema para el mundo.

A pesar de la batalla librada por el gobierno en contra de la droga, el país es todavía el responsable de las tres cuartas partes de la cocaína que circula en el mundo. El problema de fondo es que su lucha no ha sido suficiente comparada con Bolivia y Perú. Por ejemplo, el primer país ocupa un lugar casi marginal, ya que ha logrado representar menos de un décimo de la producción mundial. Así mismo, el segundo consiguió reducir en un 60 por ciento los cultivos de cocaína respecto a 1995.

Según el informe, "no sin dificultades estos dos países desean eliminar totalmente las culturas ilegales en su territorio. Globalmente, durante los últimos años, sólo representaron una quinta parte de la producción mundial".

Colombia ha presentado una reducción en la producción. Pero no ha sido suficiente. Entre 2000 y 2002, la producción colombiana de coca se redujo en un 37%. Además, de noviembre del 2001 a diciembre del 2002 la superficie cultivada con coca en Colombia pasó de 145.000 a 102.000 hectáreas, es decir hubo una reducción del 30%. Este logro, combinado con el de Perú y Bolivia, acumularon un 22 por ciento de reducción en el volumen total de tierras empleadas en el cultivo de coca. Pero no por ello, Colombia ha logrado dejar de ser uno de los mayores productores y distribuidores del mundo.

Sin embargo está claro que no existe un productor sin un consumidor y esa es la eterna batalla entre Estados Unidos y los países latinoamericanos, productores por excelencia. Aunque, según el informe, en ese punto también ha habido un cambio sustancial, por que las investigaciones arrojan que en Estados Unidos el número de consumidores ha tendido a estabilizarse, mientras que en América de Sur el consumo ha aumentado y los traficantes encontraron nuevos mercados en Europa, donde los decomisos de droga por parte de la policía se duplicaron entre 1998 y 2001.

En total y según el informe, unos 200 millones de personas consumen drogas en el mundo. De este total, 163 millones consumen marihuana, 34 millones anfetaminas, 8 millones éxtasis, 14 millones cocaína y 15 millones opiáceos, entre ellos 10 millones heroína.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.