Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/21/2003 12:00:00 AM

Colombia recibirá partida de 75 millones de dólares de Estados Unidos.

Jueves 24, 8:00 horas. La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó, después de un intenso debate, una partida de 75 millones de dólares para Colombia. Los Demócratas proponían que el presupuesto, destinado para ayuda militar, fuera invertido en África.

La disputa inició cuando los representantes Jim McGovern y Ike Skelton presentaron una moción que trasfería el presupuesto destinado para Colombia a la lucha contra el sida en África y otros países del mundo. Al final, la votación fue de 195 votos a favor de la enmienda contra 226 en contra. La Cámara, poco después, aprobó como un todo el presupuesto para las Operaciones Extanjeras, en donde estaban incluidos estos US$ 574.6 millones en recursos para Colombia. Durante el debate se enfrentaron, por un lado, los argumentos de los Demócratas para demostrar lo inapropiado de la ayuda a Colombia y por otro, los Republicanos defendiéndola. Para la mayoría de los demócratas, el recorte estaba plenamente justificado pues Estados Unidos no debe seguir apoyando a un Ejército que colabora con grupos paramilitares que el propio Departamento de Estado considera terrorista. "Todas las ONG del mundo coinciden en que estos vínculos persisten. Este recorte enviaría un claro mensaje de que el respeto por los DD.HH es esencial", dijo McGovern uno de los ponentes de la enmienda. Incluso, según el legislador, la ayuda económica ha "exacerbado la violencia sin lograr detener el flujo de drogas a Estados Unidos". "Hay más coca ahora en la región de la que había en el 2000 cuando comenzamos esto. Hay más desplazados, más muertes violentas. Esos no son resultados. Por el contrario es un fracaso rotundo", dijo por su parte, la representante Janice Shakowsky. Otros representantes señalaron, así mismo, que el principal problema para ellos es que la sociedad colombiana no tiene la voluntad para ganar sus propias batallas y por lo tanto el dinero estaría mejor invertido en otro lugar del mundo. "Se pide más de nuestros soldados que enviamos a este país que de los propios soldados colombianos. En Colombia, ni los bachilleres prestan servicio" indicó Ike Skelton. Frente a dichas denuncias, los Republicanos contraatacaron también con cifras y estadísticas que contradecían el postulado de los Demócratas. Uno de los defensores vehementes fue el presidente del Subcomité para las Operaciones Extranjeras, Jim Kolbe, quien explicó que sería un error suspender la ayuda justo ahora cuando se están viendo resultados en cuanto al secuestro, las muertes violentas y los atentados. "Cortar ahora no podría llegar en el peor momento. Justo cuando tenemos un presidente en Colombia que quiere destruir a los terroristas de las Farc, el Eln y los paramilitares. Justo cuando estamos viendo resultados. Sería enviar el mensaje equivocado", afirmó Kolbe. "Ya no se puede alegar, como hacían antes, que no hay resultados. La ayuda para Colombia es la mejor arma para combatir las drogas. Gracias a ella se está negociando un acuerdo de paz con los paramilitares. Pero si la cortamos ahora solo estaremos ayudando a los elementos comunistas de las Farc y el Eln que no han querido optar por este camino", dijo por su parte, Cass Ballenger. Aprobado el presupuesto para las Operaciones Extranjeras en la Cámara quedaría pendiente que el Senado le de el visto bueno a su propia versión de este proyecto, para que luego limen diferencias en una Comisión de Conciliación entre ambas cámaras.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.