Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2006/02/12 00:00

¿Cómo es posible un respaldo tan alto al presidente Uribe sin evaluar sus 100 puntos de gobierno?

"Los resultados de la guerra indican que la guerrilla no ha desaparecido, que el narcotráfico sigue latente, y que la inseguridad reina en las cabeceras municipales", dice el economista Jorge Vergara sobre los tres años y medio que lleva el gobierno del presidente Álvaro Uribe.

¿Cómo es posible un respaldo tan alto al presidente Uribe sin evaluar sus 100 puntos de gobierno?

Se decidió el presidente Álvaro Uribe a postularse, para aspirar a seguir gobernando a los colombianos por cuatro años más y su compañero de fórmula seguirá siendo el actual vicepresidente Francisco Santos.

Los resultados de las encuestas le siguen dando un favoritismo alto al presidente Uribe, que de cumplirse, triunfaría en la primera vuelta sin ningún tipo de contratiempo. Los aires triunfalistas de parte de sus seguidores y del mismo gobierno, le están restando importancia a los otros movimientos políticos.

La pelea se centra en cuál de las vertientes en las que está dividido el uribismo (partido de la U, Cambio Radical o el Partido Conservador) sacará mayor representación política en las elecciones de marzo, para el Congreso de la República.
 
Lo que uno no puede entender, es cómo un Presidente como Uribe mantiene una aceptación e intención de voto tan alta, sin que se haya hecho un análisis y evaluación de lo que ha sido su mandato, tomando como referencia los 100 puntos que propuso como gestión de su gobierno.

Los resultados de la guerra indican que la guerrilla no ha desaparecido, que el narcotráfico sigue latente, y que la inseguridad reina en las cabeceras municipales. Se ha avanzado en la negociación con los paramilitares y esperamos que en 45 días, se cumpla su desmovilización total y se cumpla lo establecido en la ley de Justicia y Paz.
 
La solución a los problemas sociales del país no se han dado a pesar del crecimiento económico logrado en los dos últimos años a tasas superiores al 4%. Parece ser que el ingreso se sigue concentrando en pocas manos y los ricos cada día son más ricos y los pobres son más pobres.
 
La Costa Caribe ha visto crecer el número de pobres en estos últimos dos gobiernos de 1.724.305 habitantes, ya llegamos a 7.307.067, que representan el 26% del total del país. Tenemos las más bajas coberturas en salud, educación, vivienda y agua potable.
Así mismo, podemos observar lo siguiente:
a) Según el Banco Mundial, el 50% de los colombianos vivimos en estado de pobreza, de esos un 16.4% viven en estado de indigencia.
b) Anualmente el déficit de vivienda se incrementa en 90.000. soluciones, número superior a los subsidios que otorga el gobierno.
c) Hay 2.5 millones de desempleados.
d) Hay 6.8 millones de subempleados.
e) Hay 4.1 millones, que viven en la informalidad.
f) Hay un 63.6%, de los 22 millones que conforman la población económicamente activa del país, que o están desempleados o viven del rebusque.
g) La relación pobre-rico actualmente es de 1 a 80, cuándo en la década de los 90, era de 1 a 52. Lo que indica la concentración de la riqueza.
h) Del total de los 8 millones de colombianos que trabajan, el 50%, o sea, 4 millones, ganan el salario mínimo y tienen contrato de trabajo.
i) Actualmente se ha impulsado el contrato por cooperativas, los grandes industriales están liquidando a su personal fijo con contrato o con beneficios convencionales, para luego crearles una cooperativa y contratar ciertas actividades de la producción con esas cooperativas con el beneplácito del gobierno que también ha impulsado este tipo de contratación en el sector de servicios de salud.
j) Persiste el déficit en infraestructura de servicios públicos,  especialmente de agua potable y alcantarillado e igualmente en educación y salud a pesar de que se ha incrementado su cobertura. Los niveles de analfabetismo siguen siendo altos al compararlos con otros países similares de desarrollo.

La economía en estos tres años, ha mostrado avances. Se puede afirmar,  que hemos salido de la recesión de 1.999, pero a pesar de ello, su crecimiento ha estado por debajo del promedio de América Latina. Se observa que no se aprovecharon los buenos precios internacionales de los productos básicos como petróleo y carbón, para resolver de una vez por todas el déficit fiscal del nivel central, ya que las regiones con mucho sacrificio han presentado superávit fiscal en los dos últimos años y disminuir el endeudamiento externo e interno del país, como lo señalará el FMI.
 
Lo que se espera en crecimiento para el año entrante no es alentador, los pronósticos de los expertos y de la banca multilateral indican un crecimiento para nosotros entre el 3 y el 3.5 %, muy por debajo de la meta que debemos cumplir del 6%, para en un menor tiempo, poder  duplicar el ingreso per- cápita, disminuir el desempleo y subempleo a un dígito y disminuir la pobreza e indigencia en la que viven muchos de nuestros compatriotas.
 
En el foro celebrado la semana pasada en la ciudad de Bogotá por Portafolio "Para dónde va la economía", se señalaron 10 problemas que incidirán en un bajo crecimiento económico durante el año 2006. Ellos son:
a) La demanda externa disminuirá, b) Entramos en un año político en la región, c) Cambios en la política monetaria, d) Ajuste fiscal pendiente,  e) Crecimiento economía mundial a la baja, f) Reducción de precios de los productos básicos, g) Tendencia a la baja de la confianza en estados Unidos, h) Inflación es alza, i) Inestabilidad política y económica de nuestros socios vecinos, k) Disminución del flujo de capitales.
 
Lo que a mi juicio no tiene sentido, es que los resultados de las encuestas sigan mostrando al presidente-candidato Uribe con un margen tan alto, cuando la mayoría de los colombianos conocen toda esta información, y están de acuerdo al decir que nuestro Presidente no ha cumplido las metas propuestas. Lo anterior significa o que los colombianos somos masoquistas, olvidadizos e inseguros, o que las encuestan son manipuladas, como se ha manipulado información estadística por parte del Dane, organismo este en el cual cada día los colombianos perdemos su confianza.

La verdad es que no puedo entender, cómo un Gobierno que improvisa diciendo una cosa un día y otra diferente al día siguiente, pueda mantener un respaldo tan alto de la población colombiana.

Recientemente, el Gobierno ha propuesto bajar el impuesto a la renta a niveles del 28% a los empresarios, más no a las personas naturales, subir el IVA que grava a todos por igual y para completar la faena,  ahora le ofrece a todos los sectores perdedores en el TLC, que los apoyará con un subsidio.

Tamaña contradicción no se había visto jamás, por que el Estado no tiene recursos para financiar esos subsidios, lo que agravaría el déficit fiscal, que no tiene financiación y para financiarlo tendríamos que endeudarnos más, donde ya no hay espacio por lo alto del endeudamiento o, aumentar los impuestos, lo que significaría una contradicción, ya que se está proponiendo disminuirlos o disminuir los gastos en inversión social o en la seguridad democrática, lo que significa ensanchar más la brecha existente entre pobres y ricos

(*)Economista. Magíster en Administración Pública O.E.A

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.