Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/13/2004 12:00:00 AM

Continúa puja entre Amnistía Internacional y el presidente Uribe

Jueves 17, 8:15 horas. El organismo Internacional respondió a las acusaciones de Uribe, quien criticó su silencio ante la masacre cometida en La Gabarra a manos de la guerrilla. Según AI, el Gobierno contraría la política de derechos humanos de la ONU.

En una entrevista a la Emisora la W, Peter Druri, investigador para América Latina de Amnistía Internacional, sostuvo que el Gobierno, al fomentar la impunidad, envía un "mensaje muy fuerte a los grupos armados, guerrilla o paramilitares", siguiendo así políticas contrarias a las establecidas por la ONU en materia de derechos humanos.

E indicó que "siempre estamos con las víctimas, sea quién sea el perpetrador", y que si no habían emitido un comunicado era por que se están investigando los hechos y "no porque exista un sesgo ideológico que la acerque con la guerrilla.

Druri, también señaló al Gobierno por involucrar a la población civil en el conflicto mediante su política de seguridad que, según él, no castiga a los responsables de actos violentos. "¿Qué mensaje están recibiendo los paramilitares que cometieron hace poco la masacre en La Guajira, y cuál los militares que posiblemente son responsables de las muertes en Nariño (Guaitarilla) hace poco?", agregó.

El pronunciamiento de Uribe y posteriormente de AI, se debió a los hechos ocurridos el pasado martes en La Gabarra (Norte de Santander), donde 34 campesinos fueron asesinados por presuntos guerrilleros del Frente 33 de las Farc.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.