Martes, 24 de enero de 2017

| 2002/06/06 00:00

Cumbre Mundial sobre la Alimentación: cinco años después

Martes 12, 9:30 horas. Más de 180 países se comprometieron a reducir a la mitad el número de personas que enfrentan hambre, tal como se estableció en la declaración de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación...

Cumbre Mundial sobre la Alimentación: cinco años después

Martes 12, 9:30 horas. Más de 180 países se comprometieron a reducir a la mitad el número de personas que enfrentan hambre, tal como se estableció en la declaración de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación organizada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO),



La participación de Colombia en la Cumbre ha sido muy activa. Desde el lunes pasado el presidente Andrés Pastrana, así como otros mandatarios, aprobó la declaración del día inaugural de la Cumbre recalcando la necesidad de que los gobiernos, las organizaciones internacionales y la sociedad civil formen una alianza internacional contra el hambre.



Pastrana tomó la delantera en la reunión y planteó el establecimiento de un plan de seguridad alimenticia así como de un programa de sustitución de cultivos ilícitos, protección del medio ambiente y reforma agraria. Además, aseguró que confía en la capacidad de la FAO para adoptar un programa que reduzca el hambre en los países menos desarrollados del mundo.



En su discurso, el mandatario colombiano dijo que la causa del problema del hambre no es la falta de alimentos sino de voluntad política y acción conjunta entre los países desarrollados y los que están en vías de desarrollo.



La mayor parte de los mandatarios que asistieron, acordaron que la FAO debe elaborar directrices voluntarias para apoyar las iniciativas que los Estados miembros han asumido con respecto al tema del hambre en sus territorios, asegurando que es necesario alcanzar, en un término no mayor a dos años, el derecho a una alimentación adecuada para todos.



Adicionalmente, la declaración pide una destinación de mayores recursos a la agricultura y el desarrollo rural en el marco de la Asistencia Oficial para el Desarrollo (AOD), que en los últimos años ha presentado fuertes recortes en dichas áreas. También, insta a los países desarrollados a que alcancen el objetivo de destinar el 0.7 por ciento del Producto Nacional Bruto en forma de AOD.



Por su parte, José María Aznar, en representación de la Unión Europea, dijo que la reducción del hambre en el mundo necesita la existencia de un entorno político, social y económico que beneficie una alianza internacional. Además, insistió en que la seguridad alimentaria es responsabilidad prioritaria de los gobiernos nacionales, ayudados por la sociedad civil.



Romano Prodi, presidente de la Comisión Europea, reiteró el apoyo de la Unión a una mayor apertura de los mercados de productos agrícolas y a la reducción de las medidas que distorsionan las importaciones agrícolas. Citó como un ejemplo de preocupación la ley agraria (Farmbill) aprobada recientemente en los Estados Unidos.



Por su parte, Ann Veneman, ministra de Agricultura de Estados Unidos, dijo que su país está comprometido con la lucha contra el hambre, para lo cual se han propuesto reducir a la mitad el hambre en su territorio para el año 2010. Además, aseguró que la participación estadounidense en la donación de ayuda alimentaria es notable.



Veneman también propuso no olvidar la ayuda que la tecnología, especialmente la biotecnología, puede ofrecer a la reducción del hambre mundial.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.