Martes, 24 de enero de 2017

| 2004/02/08 00:00

Decepcionante y deslucida corrida de Vistahermosa

Se celebró en la plaza de toros de Santamaría un festejo en homenaje a la prensa taurina que a la vez conmemoraba el 73 aniversario de la inauguración de la plaza capitalina. Una corrida decepcionante del legendario hierro de Vistahermosa dio al traste con la tarde y con la ilusión de los toreros y de los aficionados que en algo más de media plaza llegaron a los tendidos.

Decepcionante y deslucida corrida de Vistahermosa

Seis toros de Vistahermosa saltaron al ruedo y uno de Guachicono, en reemplazo del segundo toro devuelto por una supuesta cojera. Los de Vistahermosa tuvieron una presentación desigual con unos toros pequeños y otros de mayor tamaño. Cornicortos en su mayoría. Faltos de casta, mansos, de embestidas cansinas y desesperantes, uno tras otro fueron impacientando a los asistentes cada vez que salían al ruedo sin alegría y bravura. Sólo el quinto de la tarde mostró algo interesante pero como la tarde iba cargada de desesperanza se lesionó a la salida de un par de banderillas de Alex Benavides quebrándose una pezuña, quedando inútil para cualquier labor muleteril.

Los diestros actuantes se estrellaron ante un muro de mansedumbre y poco pudieron demostrar al público. El madrileño Uceda Leal, no pudo corroborar sus cualidades toreras y su fino estilo. En el segundo de la tarde inició su faena incado de rodillas, denotando su interés en agradar, para continuar con pases a media altura para no forzar al de Vistahermosa que exhibía poca fuerza. Naturales de buena factura fueron lo más destacado de la corta faena que terminó luego de unos mantazos por alto, incomprensiblemente jaleados por el público. Entró a matar y luego de un pinchazo dejó una estocada entera caída que sirvió para acabar con el manso. En el cuarto de la tarde, unas ceñidas chicuelinas destacaron de la labor con el capote. Con la muleta unos cadenciosos derechazos iniciales abrigaron alguna esperanza de faena pero el toro se paró y ya no hubo que hacer. Otra estocada recetó Uceda y una ovación fue el premio para él.

El francés Castella dejó buena impresión por la voluntad que colocó en el toro de su confirmación. El toro no era fácil, cabeceaba y protestaba cada vez que embestía pero Castella que lo había dominado en los muletazos por bajo del principio de la faena se hizo con él y sacó muletazos de poder. Tres derechazos hilvanados fue lo más meritorio y emotivo de la faena. Media estocada trasera y caída fue suficiente para que el astado doblara. Una ovación en el tercio fue el reconocimiento para el galo.

En el quinto, que se estrelló de salida contra un burladero, Castella hizo lo más vistoso de la tarde con el capote, cuatro verónicas rematadas con media soltando la punta al final del lance. El toro sólo recibió un puyasito y cuando Sebastián se preparaba para el último tercio, el toro se lesionó. El torero intentó llamarlo de lejos pero no había posibilidad de lucimiento por la invalidez del burel. Entró a matar a petición del público pero el enfado y la desilusión por la mala suerte pudo más que la concentración y pinchó en cinco ocasiones antes de dejar un cuarto de espada que precedió a dos descabellos.

Cristian Restrepo, es un muchacho de Caicedonia con entrega y enjundia, que sin duda se abrirá paso en el escalafón nacional pero al que trajeron muy pronto a enfrentarse con la responsabilidad de torear en la Santamaría. Al igual que hace ocho días con Manzanares y Libardo se evidenció que está aún por hacerse. Lleva menos de un mes de torero y así no se puede venir a esta plaza. Hay que tener más oficio antes de ese paso. Mal aconsejado y quizás por sumar un contrato atractivo Cristian se vió por debajo de su lote y dió un sainete con la espada al punto de escuchar dos avisos en cada turno. En el tercero de la tarde instrumentó verónicas con mas ganas que arte. Brindó a los soldados heridos en combate y se escuchó la que a la postre sería la mayor ovación de la tarde. Inició en el centro del ruedo con un cambiado por la espalda exponiendo lo suyo para pasar a torear por derechazos en dos series aceptables hasta que el toro se fue a tablas. Hasta ahí llegó la faena. Un goyetazo inicial, seis pinchazos y un bajonazo cuando el tercer aviso debía ya haber sonado fue lo que se requirió para que el toro cayera.

En el que cerró la tarde, un cárdeno precioso, Cristian sufrió más de la cuenta y resultó cogido de manera aparatosa, librándose de un percance mayor cuando en el suelo un derrote del toro pasó a milímetros de su cara. El padre del torero también resultó herido al intentar quitar el toro de encima de su hijo. Cristian le cogió asco al toro, macheteó por bajo y entró a matar y de nuevo estuvo en pinchaúvas. Seis pinchazos y media estocada habilidosa terminaron con el cárdeno.

Resumen: Cinco toros de Vistahermosa y uno de Guachicono, todos pitados en el arrastre. José Ignacio Uceda Leal, silencio en su primero y palmas en su segundo, Sebastián castella saludo desde el tercio en el de la confirmación y silencio tras un aviso en su segundo y Cristian Restrepo dos avisos y silencio en cada uno de sus toros.

En banderillas saludaron "Chiricuto" y Ricardo Santana.

A la empresa hay que pedirle el favor que utilice algo de la utilidades que genere la temporada en la adquisición de unos cabestros decentes, que estén entrenados para que el bochorno de la devolución de un toro a los corrales no se vuelva a presentar. Esta es una plaza de categoría y en esos detalles es que se demuestra. También deben revisar la condición del ruedo de la plaza. Al parecer una parte del piso no esta bien adecuada para la lidia y allí se están inutilizando toros muy seguido.

Otra cosa, el matador de toros retirado, Enrique Calvo "El Cali" es el apoderado de Cristian Restrepo o no? Si es así, incomprensible su actitud de no estar en la plaza con su poderdante en tarde de tanta responsabilidad.

Para el próximo domingo se anuncia la corrida de rejones. Toros de Manuel Orbes para Andy Cartagena, Martín González Porras y Juan Rafael Restrepo.

*Comentarista taurino

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.