Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2004/02/08 00:00

Derechos humanos, eje central de la visita de Uribe a Europa

Sábado 7. En la gira que inicia hoy en la noche, Uribe tendrá que defender a capa y espada sus políticas frente a la protección de los derechos humanos en el país.

Derechos humanos, eje central de la visita de Uribe a Europa

nflicto, que organizaciones no gubernamentales repartirán a todos los diputados para los que quieran expresar su rechazo.

La gira del mandatario europeo ha estado empañada por protestas de los políticos del continente, quienes desde un principio se opusieron a que Uribe recibiera invitación de honor, al señalarlo como el presidente de América Latina que más rechazo produce en el mundo.

El grupo liberal se opuso a la visita porque "la situación de Derechos Humanos parece que cada vez es peor con Uribe", dijo el presidente de la formación, el británico Graham Watson.

Otros se han dado a la tarea de defender la gestión del colombiano y criticar a quienes lo ha atacado. El eurodiputado español José Ignacio Salafranca, del Partido Popular Europeo (PPE, conservador y mayoritario en la cámara), aseguró que recibirá, al igual que su grupo, "con mucho interés" a Uribe y lamenta "algunas manifestaciones descorteses que no se sitúan en la línea de la tolerancia y la cortesía parlamentarias".

Además justifica que "Uribe ganó las elecciones con una mayoría muy clara y el pueblo colombiano quiere que si se resuelve el conflicto, debe hacerse desde la firmeza y no la debilidad".

El martes por la tarde, en la comisión de Relaciones Exteriores del Parlamento Europeo, Uribe deberá responder a una ronda de preguntas de diputados preocupados por la situación de Derechos Humanos en el país.

"Estamos especialmente preocupados y queremos hacerle preguntas sobre varias cuestiones, como la utilización de niños soldados en los grupos guerrilleros, el aumento de contactos entre estos grupos y el ejército, el narcotráfico, ya que al parecer hay pruebas que relacionan a fuerzas del Estado con este comercio y los Derechos Humanos de los detenidos", señaló Watson.

Por su parte, el diputado socialista italiano Claudio Fava le preguntará sobre la modificación de la Constitución para transferir poderes judiciales a las Fuerzas Militares.

Los grupos de izquierda, liberales y verdes convocaron además una audición el mismo martes por la tarde, en la que varios miembros de la sociedad civil colombiana, entre ellos Mélanie Delloye, hija de Íngrid Betancourt, y probablemente su madre, Yolanda Pulecio, hablarán de las "graves consecuencias" de las políticas de Uribe.

Hace algunas semanas se anticipó que el mandatario había desistido de la invitación ante el rechazo manifestado. Pero la cancillería desmintió los rumores y mantuvo la visita en pie. Mañana en la noche sale del país con rumbo a Europa.

Vea más sobre el tema en un nflicto, que organizaciones no gubernamentales repartirán a todos los diputados para los que quieran expresar su rechazo.

La gira del mandatario europeo ha estado empañada por protestas de los políticos del continente, quienes desde un principio se opusieron a que Uribe recibiera invitación de honor, al señalarlo como el presidente de América Latina que más rechazo produce en el mundo.

El grupo liberal se opuso a la visita porque "la situación de Derechos Humanos parece que cada vez es peor con Uribe", dijo el presidente de la formación, el británico Graham Watson.

Otros se han dado a la tarea de defender la gestión del colombiano y criticar a quienes lo ha atacado. El eurodiputado español José Ignacio Salafranca, del Partido Popular Europeo (PPE, conservador y mayoritario en la cámara), aseguró que recibirá, al igual que su grupo, "con mucho interés" a Uribe y lamenta "algunas manifestaciones descorteses que no se sitúan en la línea de la tolerancia y la cortesía parlamentarias".

Además justifica que "Uribe ganó las elecciones con una mayoría muy clara y el pueblo colombiano quiere que si se resuelve el conflicto, debe hacerse desde la firmeza y no la debilidad".

El martes por la tarde, en la comisión de Relaciones Exteriores del Parlamento Europeo, Uribe deberá responder a una ronda de preguntas de diputados preocupados por la situación de Derechos Humanos en el país.

"Estamos especialmente preocupados y queremos hacerle preguntas sobre varias cuestiones, como la utilización de niños soldados en los grupos guerrilleros, el aumento de contactos entre estos grupos y el ejército, el narcotráfico, ya que al parecer hay pruebas que relacionan a fuerzas del Estado con este comercio y los Derechos Humanos de los detenidos", señaló Watson.

Por su parte, el diputado socialista italiano Claudio Fava le preguntará sobre la modificación de la Constitución para transferir poderes judiciales a las Fuerzas Militares.

Los grupos de izquierda, liberales y verdes convocaron además una audición el mismo martes por la tarde, en la que varios miembros de la sociedad civil colombiana, entre ellos Mélanie Delloye, hija de Íngrid Betancourt, y probablemente su madre, Yolanda Pulecio, hablarán de las "graves consecuencias" de las políticas de Uribe.

Hace algunas semanas se anticipó que el mandatario había desistido de la invitación ante el rechazo manifestado. Pero la cancillería desmintió los rumores y mantuvo la visita en pie. Mañana en la noche sale del país con rumbo a Europa.

Vea más sobre el tema en un
análisis del ex canciller Augusto Ramírez-Ocampo y una

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.