Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/2/2004 12:00:00 AM

Desempleo aumentó 0,6 por ciento en marzo: Dane

La tasa de desempleo pasó de 13,0 por ciento en marzo de 2003 a 13,6 en el mismo mes de 2004. Según César Caballero, director del organismo, el aumento es consecuencia del ingreso al mercado laboral de más de 476 mil personas.

Caballero indicó además que en las trece principales ciudades del país y sus áreas metropolitanas la desocupación se redujo del 17,8 por ciento al 16,2 por ciento. El comportamiento irregular lo explicó en el aumento de personas en busca de trabajo. "Al mercado laboral entraron 476 mil personas. Visto de otra manera, al mercado laboral durante este año ingresaron 476 mil personas, se generaron 295 mil empleos y la diferencia entre eso es lo que hace que suba la tasa de desempleo", dijo. A nivel nacional el número de personas desocupadas aumentó de 2.600.593 en marzo de 2003 a 2.781.915 en el mismo mes de 2004, es decir 181 mil desempleados más. La encuesta del Dane también reveló que el subempleo en todo el país subió del 28,3 por ciento al 30 por ciento. En cifras, el aumento fue de 5.662.000 a 6.144.000. En las trece principales ciudades del país la situación es diferente a la que se registró a nivel nacional pues la desocupación se redujo del 17,8 por ciento al 16,2 por ciento entre marzo de 2003 y de 2004, indicó el Dane. Así mismo, el número de personas ocupadas creció de 7.538.463 colombianos a 7.868.344, es decir 329.881 adicionales. La tasa de subempleo también disminuyó en las trece ciudades y sus áreas metropolitanas en un punto, pues pasó del 30,1 por ciento al 29,1 por ciento. Eso significa que hubo 21.984 subempleados menos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.