Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2005/07/30 00:00

"Desmovilizaciones legitiman el poder paramilitar": HRW

Martes 02, 9:00 horas. En su último informe sobre Colombia, Human Rights Watch asegura que el manejo que el proceso de paz está permitiendo que los comandantes paramilitares laven sus fortunas y legitimen su poder político.

"Desmovilizaciones legitiman el poder paramilitar": HRW

En una rueda de prensa realizada ayer, el director para las Américas de la organización, José Miguel Vivanco, aseguró que "después de entrevistar a numerosos paramilitares desmovilizados, funcionarios del gobierno y otras personas involucradas, es evidente que desde sus orígenes el proceso ha sido totalmente superficial".

Vivanco fue enfático en las garantías que el proceso de paz le ha dado a los paramilitares. "La falta de seriedad del gobierno en su manejo de las desmovilizaciones está permitiendo que los comandantes paramilitares laven sus fortunas y legitimen su poder político", agregó.

En el documento titulado "Las Apariencias Engañan: la desmovilización de grupos paramilitares en Colombia", la organización también señala que los paramilitares desmovilizados no están confesando, entregando cantidades significativas de bienes, ni revelando información importante sobre las redes criminales y las fuentes de financiamiento de sus grupos, como parte del proceso de desmovilización.

Además asegura que los paramilitares continúan controlando áreas como Medellín, donde se han producido desmovilizaciones. Y "se han burlado en repetidas ocasiones" de la declaración de cese al fuego que hicieron al comienzo de las negociaciones, sin sufrir mayores consecuencias por ello.

La organización se ampara en las entrevistas para argumentar sus denuncias. "Paramilitares recientemente desmovilizados citados en el informe describieron abiertamente su participación en masacres, asesinatos y secuestros, y también hablaron de la muy lucrativa participación de sus grupos en el tráfico de drogas. Sin embargo, ninguno de ellos había sido arrestado por estos crímenes, o siquiera interrogado al respecto", afirma en el documento.

Casi 6.000 personas han participado en desmovilizaciones paramilitares colectivas desde 2003. "Hasta abril de 2005, sólo 25 de estos individuos habían sido detenidos por las miles de atrocidades cometidas por sus grupos, considerados organizaciones terroristas por el gobierno de Estados Unidos y la Unión Europea", cuestionó Vivanco ayer.

Human Rigths Watch también critica fuertemente la recién aprobada ley de justicia y paz. "En lugar de corregir los problemas del proceso de desmovilización, la nueva ley los agrava", dijo Vivanco ayer. "Elimina la capacidad del gobierno colombiano para presionar a estos grupos mediante la amenaza de la extradición, fortaleciendo de este modo la posición de los comandantes paramilitares y dañando los derechos humanos y el Estado de Derecho", agregó.

Vea el informe completo

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.