Jueves, 19 de enero de 2017

| 2008/07/31 00:00

"Ecuador no quiere tratos con Farc": Ministro Larrea

"Ecuador no quiere tratos con Farc": Ministro Larrea

El ministro ecuatoriano de Seguridad Interior y Exterior, Gustavo Larrea, que admitió haberse reunido con el comandante guerrillero Raúl Reyes para gestionar una liberación de rehenes de las Farc, aseguró el jueves que ahora Ecuador no quiere ningún contacto con esa organización porque "puede servir para distorsionar, manipular o hacer daño" al país.

"No queremos ninguna relación directa con funcionarios de nuestro gobierno porque puede servir para distorsionar, manipular y hacer daño a un relación histórica con un país vecino y con un gobierno vecino, no queremos que eso suceda", dijo el Ministro de en una entrevista con AP.

El encuentro de Larrea con el jefe rebelde hace siete meses, los supuestos vínculos de otros políticos del partido oficial ecuatoriano con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), así como presuntos desembolsos de esa guerrilla para financiar la campaña del ahora presidente ecuatoriano Rafael Correa, fueron revelados por autoridades colombianas que difundieron documentos que dijeron haber confiscado en un campamento en que mataron a Reyes.

El ministro reiteró que su reunión con el guerrillero tuvo el único objetivo de buscar la liberación de la ex candidata presidencial colombo-francesa Ingrid Betancourt y otros secuestrados; al resto de señalamientos respondió: "eso es absurdo".

"Una fuerza política (el partido de gobierno Alianza País) que busca hacer cambios sociales en paz y en democracia, que condena el uso de la violencia, no va a aceptar un pacto con grupos" violentos como las FARC, manifestó Larrea. "Nuestra revolución (ciudadana) es democrática y pacífica", añadió.

Militares colombianos atacaron el 1 de marzo un campamento de las FARC instalado subrepticiamente en territorio ecuatoriano, el cual invadieron.

En la acción mataron a Reyes y 25 personas más, además dijeron haberse incautado de tres computadoras portátiles de las que supuestamente extrajeron documentos que implicarían a funcionarios de Ecuador, Venezuela y devela una red de contactos internacionales de esa guerrilla.

Larrea destacó que Ecuador ahora no tienen ningún contacto, ni siquiera de carácter humanitario, con las Farc.

Acerca de la decisión de Ecuador de no renovar el acuerdo, que termina en noviembre del 2009, que permite a Estados Unidos usar la base ecuatoriana de Manta para luchar contra el narcotráfico, dijo que "no porque se vaya (Estados Unidos de) la base vamos a perder liderazgo en la lucha contra el narcotráfico, redoblaremos esfuerzos".

Sostuvo que el gobierno mantiene "una lucha permanente contra el narcotráfico", un delito en cuyo combate tienen "cero tolerancia".

Prueba de ello, argumentó que en el 2007 se decomisaron alrededor de 25 toneladas de drogas y se destruyeron unos 40 laboratorios para fabricar cocaína, la mayor parte de ellos en la zona fronteriza con Colombia.

El ministro expuso que pese al retiro de las fuerzas estadounidenses de Manta, la base aérea ubicada 260 kilómetros al suroeste de Quito, Ecuador "mantendrá la cooperación" antinarcóticos.

Añadió que el gobierno actual no tiene "una política antinorteamericana... podemos criticar algunas acciones de Estados Unidos a su estado más que a su pueblo, pero en ningún caso implica una política que nosotros abanderemos un antinorteamericanismo".

Con información de AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.