Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2004/10/03 00:00

"El Congreso ha acompañado al equipo negociador colombiano"

Viernes 1. Para el senador José Consuegra es improbable que el Congreso rechace el TLC el próximo año. Sin embargo, señala que es importante resolver ciertos puntos que preocupan a algunos legisladores: el del TLC y la educación, por ejemplo. En diálogo con SEMANA.COM explicó de qué se trata.

"El Congreso ha acompañado al equipo negociador colombiano"

"En Colombia, por norma constitucional, la educación es un derecho de la persona y un servicio público que tiene una función social. Por eso el tema de la educación es una de las preocupaciones más importantes, pues en el TLC, el área de servicios -porque la educación es un servicio- está definida como una simple mercancía que se compra y que se vende. Entonces esperamos que no se vaya a privatizar la educación, como sí pasa en Estados Unidos.

En el caso de educación superior, en Estados Unidos las instituciones tienen ánimo de lucro y acá no. Entonces las posición que debe asumir nuestro Estado en el caso particular de la educación superior es que no se permita la entrada de instituciones con ánimo de lucro como las que hay en Estados Unidos.

En nuestro país por ley, la ley 30, obliga que las instituciones de educación superior deben ser sin ánimo de lucro. Eso quiere decir que todo lo que gane la universidad tiene que ser invertido en la misma universidad, no se puede repartir en ganancias entre los directivos.

La posición de Colombia debe ser que si se van a abrir las puertas a universidades norteamericanas con ánimo de lucro, se les debe definir una barrera por parte de la mesa de negociación, en donde se defina con claridad que si quieren entrar a Colombia, deben entrar al tenor de nuestro marco jurídico.

Lo importantes es que la educación pública se mantenga por fuera de la negociación. El martes pasado en una presentación que hizo la Ministra de Educación en el Senado, ella dijo que la educación quedará por fuera de la negociación del TLC. Eso dejó tranquilo a más de uno.

En los demás ámbitos, yo creo que ha habido una posición defensiva por parte del equipo negociador colombiano, que es un grupo negociador de alto nivel, muy competente.

Una de las propuestas que yo había hecho en meses anteriores, es que la concertación se hiciera abierta a los colombianos para que los diferentes gremios sentaran sus posiciones. Eso ya se está haciendo en algunos foros organizados por el Ministerio de Comercio. Otros, Planeación Nacional, que se centra en el tema de la agenda interna. Además, el Senado de la República viene desde hace un mes realizando unos foros en las regiones en los que se cita a todos los gremios y todos los demás interesados, quienes logran una especie de lluvia de ideas que se le transmiten al equipo negociador y se transmiten por televisión.

Eso es algo importante y ha permitido que las negociaciones no se hayan dado al margen del Congreso, sino que con espacios como "el cuarto de al lado" en todas las reuniones del grupo negociador, la que se hizo en Puerto Rico, Perú y Cartagena, siempre hubo presencia del Congreso y muy particularmente de la comisión segunda.

Eso permitirá que cuando llegue el TLC firmado por ambos países a la comisión segunda, la temática ya sea familiar, se facilite el debate y estén plasmados nuestros aportes.

Por eso veo improbable que el Congreso tumbe el TLC."

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.