Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2008/10/20 00:00

“El Gobierno debe resarcir nuestro buen nombre”: indígenas

“El Gobierno debe resarcir nuestro buen nombre”: indígenas

Cientos de indígenas preparan para este martes una marcha de más de 100 kilómetros como la respuesta a "los métodos represivos" del actual gobierno, dijeron este lunes sus organizadores.

Alcibíades Calambas, uno de los voceros de la Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic), dijo que la marcha partirá del municipio de Piendamó (departamento de Cauca) y llegará hasta Cali. Al inicio del primer mandato de Uribe, inclusive, cerca de 20 mil indígenas no pudieron llegar a esta ciudad porque los obstaculizaron y tildaron de terroristas.

"Nuestras protestas empezaron por un problema de tierras, pero han ido surgiendo otros temas que nos hacen protestar por el respeto a los derechos humanos y por la reivindicación del movimiento indígena", aseguró Calambas. "Aquí a todo el que protesta se le tilda de terrorista y subversivo", agregó.

El gobierno del presidente Álvaro Uribe, entre tanto, ha denunciado que detrás de las marchas indígenas "hay infiltración de la guerrilla". Calambas no niega que esa situación haya sucedido, pero esa no es la política del movimiento indígena, advirtió.

A su turno, el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, les pidió este lunes a las autoridades investigar si las marchas indígenas tienen financiación de organismos internacionales.

"Claro que al movimiento indígena lo financian organizaciones internacionales, pero en ningún momento ese dinero se utiliza para actos ilegales", explicó Calambas.

El gobierno anunció el pasado fin de semana que estaba realizando un censo con el objetivo de comprar tierras para los indígenas. Estos, sin embargo, dijeron no estar al tanto de la decisión oficial.

El Fiscal General, Mario Iguarán, les dijo a los periodistas este lunes que la institución a su cargo está investigando a un grupo de indígenas que la semana pasada azotó a un soldado al que acusaron de haberse infiltrado en las marchas.

Ese no ha sido el único hecho de violencia registrado en las movilizaciones. La semana pasada, un grupo de indígenas provocó una explosión que le hizo perder las manos a un integrante de la Policía. Uribe instó a los indígenas a pedir perdón por el hecho, pero éstos se negaron a cumplir esa petición.

El movimiento indígena ha denunciado la muerte de dos de sus integrantes en los enfrentamientos con la fuerza pública. "Nosotros, por respeto a nuestros muertos, no podemos exhibir sus cadáveres, pero lo que sí le puedo asegurar es que ya les dimos sepultura", aseveró Calambas.

Con información de AP


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.