Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/12/2008 12:00:00 AM

El Papa en la cuna del laicismo

;
BBC
El Papa tiene previsto reunirse con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y ofrecer un discurso clave ante funcionarios europeos, representantes religiosos y académicos en París este mismo viernes.

Se espera que en su discurso en el Collège des Bernardins, Benedicto XVI aluda a uno de sus temas predilectos desde que asumió el cargo hace tres años: el vínculo entre religión y razón, que a su juicio son compatibles.

"El laicismo no es contrario a la fe", declaró el Papa en el vuelo que lo trajo a París, donde fue recibido personalmente por Sarkozy.

Agregó que son "dos esferas que deben estar abiertas una a la otra". Muchos en la Iglesia Católica consideran a Sarkozy como un potencial aliado en la lucha para establecer una relación más fluída entre el Estado francés y las organizaciones religiosas.

Sin embargo, el orgullo de los franceses por su laicismo (considerado un "invento" nacional de exportación) y la sangría de fieles que sufre la Iglesia Católica en el país aparecen como desafíos importantes para el Papa.

Una visita especial

En medio de un gran dispositivo de seguridad con 9.200 agentes involucrados, la visita de Benedicto XVI a París y luego al santuario de Lourdes, en el suroeste de Francia, tiene un importante valor simbólico.

La Iglesia Católica considera a Francia su "hija mayor" desde que el rey Clovis I se convirtió al catolicismo romano en el siglo quinto.

El pueblo de Avignon, en la región de Provenza, en el sureste del país, fue residencia de siete papas en el siglo XIV.

Pero Francia también es el país de la revolución de 1789, que proclamó los principios laicos y derivó en la separación entre el Estado y la Iglesia, consagrada por ley en 1905. “Hay una larga historia de conflicto entre el Estado y la Iglesia Católica en Francia desde el siglo XIX y de acuerdo a la mayoría de los sociólogos y politólogos este conflicto aún existe”, explicó Céline Béraud, una socióloga experta en catolicismo francés, en diálogo con BBC Mundo.

Caída libre

Además de ser uno de los países más laicos de Europa, Francia es un claro ejemplo de la pérdida de fieles que experimenta la Iglesia Católica en el viejo continente desde hace décadas.

Una mayoría de 51 por ciento de los franceses se consideran a sí mismos como católicos, de acuerdo a una encuesta publicada el año pasado por la revista Le Monde des religions. El dato supone una importante caída desde comienzos de la década de los ´90s, cuando la cifra llegaba a 80 por ciento.

Apenas uno de cada diez franceses católicos dice ir a la Iglesia con frecuencia. La cantidad de curas ordenados en Francia también cayó radicalmente en las últimas décadas, mientras los casamientos por la Iglesia pasaron de 147.000 en 1990 a 89.000 en 2006, según datos de la propia institución.

El factor Sarkozy

Pese a estas tendencias, en la Iglesia Católica francesa hay quienes se sienten alentados por recientes pronunciamientos del presidente Sarkozy a favor de flexibilizar el laicismo.

Sarkozy --que se autodefine como un hombre de fe católica y que se ha divorciado dos veces-- visitó el Vaticano en diciembre y sugirió que el laicismo francés debería admitir las raíces cristianas del país.

Las palabras de Sarkozy provocaron controversia en Francia y entusiasmo en el Vaticano. "Esperamos que ese concepto de laicismo, abierto a la religiosidad, pase poco a poco a los hechos", dijo cardenal Tarcisio Bertone, segundo en la jerarquía del Vaticano, en el diario católico francés La Croix.

En su lucha por revivir el catolicismo en Europa, Benedicto XVI arremetió en diversas ocasiones contra el laicismo y lo que definió, poco antes de convertirse en Papa, como la "dictadura del relativismo".

Sin embargo, Béraud descartó que la Iglesia Católica francesa pretenda reactivar los viejos debates sobre la separación de la Iglesia y el Estado en el país. "Ese tipo de conflicto pertenece al pasado... y no quieren volver al pasado" , comentó.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.