Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/3/2005 12:00:00 AM

El primer gay

Argiro Giraldo, lector de SEMANA.COM, le rinde un homenaje a su amigo Zuletica, según él, el primero que en la década de los setenta se atrevió a salir del closet y luchar por la causa gay.

Para ubicar la dimensión de lo que os voy a escribir, quiero empezar recordándoles: si en la década de los 70 hablar de autonomía universitaria era tan peligroso para el régimen que muchos defensores de ese derecho fueron encarcelados, cómo no lo sería hablar públicamente de las pasiones sexuales o de las apetencias en la sexualidad, más, si estas se unían a practicas bisexuales, homosexuales y lésbicas.

Llenaba de pánico y horror a una sociedad de intelectuales con doble moral y a los del santo oficio hoy en el poder, que los discursos de un León Zuleta, apodado "zuletica" para diferenciarlo del maestro Zuleta, incitaran sin recato a que salieran todos los gays del armario y se organizaran en defensa de sus derechos.

Respetando siempre el pensamiento de otros y confesándome un heterosexual, no podría más que admirar la valentía, la honestidad y el pundonor de quien, no siendo ni el último ni el primero de los gay de Antioquia, sí fue el primer valiente de esa época que se atrevió a convocarlos y a organizar la primera marcha del "orgullo gay" . Con un puñado de pares lanzaban claveles a una asombrada muchedumbre asustadiza de las calles de la Playa y de la Avenida Primero de Mayo.

Al finalizar la semana del orgullo gay y en memoria de mi amigo Zuletica, quiero dedicarle esta nota, llamándolo "el primer gay". No en vano, fue el primero de esa década en declararse abiertamente homosexual y en enarbolar la bandera de igualdad de derechos para los amantes del mismo sexo.

* Colombiano exiliado en España
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.