Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/11/1980 12:00:00 AM

Empresa a la que se le suspendió contrato para construcción del Megabús demandará por calumnia

Jueves 15, 8:30 horas. Promasivo, empresa ganadora de la licitación para construir el sistema de transporte en Pereira demandará por calumnia tras haber sido acusada de tener nexos con el narcotráfico.

La empresa iniciará acciones judiciales en contra de las dos empresas perdedoras de la licitación que supuestamente denunciaron el hecho durante una reunión con el presidente Álvaro Uribe Vélez el lunes por la noche en la Casa de Nariño.

En ese momento, el presidente Uribe ordenó que se suspendiera la firma del contrato hasta que la Procuraduría y la Fiscalía entreguen un informe sobre esa y otras posibles irregularidades. Los organismos tienen plazo hasta el 20 de julio.

Mientras tanto, Francisco Javier López Bedoya, gerente de Promasivo, dijo ayer que va a entablar demanda contra siete gerentes de las empresas transportadoras de Pereira, quienes divididos en dos grupos licitaron a nombre de las firma s Avanzar SA y Movilizar SA, y perdieron en el proceso.

"No es posible que ellos pierdan, armen un paro y paralicen a Pereira, y después de eso consigan cita con el Presidente para llevarle rumores sin fundamento y que luego de eso, se congele la firma de los contratos", le dijo al diario El Tiempo Víctor Raúl Martínez, presidente de Sí 99, firma bogotana que posee el 30 por ciento de Promasivo.

Hasta el momento, las firmas involucradas han negado la reunión. Pero eso tendrán que demostrarlos ahora ante los estrados judiciales.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.