Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2003/08/11 00:00

Empresarios recibirán beneficios al contratar discapacitados o reinsertados

Así lo anunció el Gobierno. Las empresas que promuevan la creación de empleo no pagarán aportes parafiscales.

Empresarios recibirán beneficios al contratar discapacitados o reinsertados

Los nuevos empleos deben ser para jóvenes entre los 16 y 24 años, personas mayores de 50, discapacitados, reinsertados o jefes de hogar sin ocupación. Los empresarios deben demostrar la situación de sus trabajadores mediante certificados expedidos por distintas instituciones. Si es para un discapacitado tendrá que solicitar a la Junta Regional de Calificación de Invalidez una carta donde conste el grado de pérdida de la capacidad laboral. Si es reinsertado el Ministerio de Interior y Justicia le expedirá una certificación. Para certificar la edad se exige una copia del documento de identificación y en caso de ser jefe de hogar desempleado, debe solicitar y diligenciar un formulario en cualquier caja de compensación familiar.

Hoy un empresario tiene que pagar el 9 por ciento de su nómina como aportes parafiscales distribuidos así: el 4 por ciento para las cajas de compensación familiar, el 3 por ciento para el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y el 2 por ciento para el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA).

Si genera un nuevo empleo, ya no tendrá que pagar ese 9 por ciento. Lo que en el caso de un salario mínimo representa 30 mil pesos mensuales.

La norma operará únicamente hasta cuatro salarios mínimos mensuales (un millón 320 mil pesos mensuales) y en este caso se ahorrará el pago de 120 mil pesos cada mes.

La medida estará vigente hasta cuando la tasa de desempleo a nivel regional descienda al 12 por ciento. Para eso, la empresa deberá solicitar a la caja de compensación a la cual esté afiliada una certificación al Departamento Nacional de Estadísticas sobre el nivel de la tasa de desocupación.

El decreto aclara que por el hecho de que la empresa no pague los aportes parafiscales no significa que el trabajador no pueda gozar de las prestaciones sociales o de los beneficios que otorgan las cajas de compensación familiar, el SENA o el Bienestar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.