Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2004/04/11 00:00

¿En qué somos diferentes?

El genoma humano y el de los simios solo difiere en un 1.2 por ciento. En ese punto podría estar la cura a enfermedades como el Sida y la malaria. Por eso científicos alemanes están tratando de determinar la composición de esa diferencia.

¿En qué somos diferentes?

De acuerdo con el director del proyecto, Svante Paabo, del Instituto Max Planck, la clave está en el proceso determinado por los genes durante el crecimiento. Por lo tanto, el estudio se centra en investigar qué genes participan, y cómo y cuando se manifiestan, en particular en la formación del cerebro.

Paabo le dijo a los medios que "lo que hemos hecho ahora es observar las actividades cerebrales de los chimpancés, los orangutanes y los macacos, para luego compararla con la de los humanos". E indicó que "la sorpresa es que hemos encontrado muchas diferencias".

Por ejemplo, indicó Paabo, mientras que nuestro manejo del lenguaje ha mejorado en los últimos 200.000 años, nuestro olfato se ha deteriorado.

Asimismo, los chimpancés, por ejemplo, poseen un olfato mucho más agudo que el de los humanos, por lo que no ha sido sorpresa descubrir que también hay pequeñas diferencias en los genes que establecen ese sentido.

"El gen vinculado al desarrollo del olfato tiene las instrucciones para la formación de los sensores en nuestras narinas, y hemos descubierto que, tras cada generación, cada vez perdemos más, lo que implica que cada vez tenemos menos olfato", explicó Paabo.

Los científicos tienen especial interés en aquellas características de los chimpancés que los hacen inmunes a varias enfermedades e infecciones que afectan a los humanos, como la malaria y el SIDA. En este caso, el resultado permitirá el eventual desarrollo de mejores medicamentos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.