Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/26/2003 12:00:00 AM

Fabio Ochoa fue declarado culpable de narcotráfico.

Jueves 29, 8:15 horas. El pasado miércoles el jurado de un tribunal de Florida declaró culpable de narcotráfico a Fabio Ochoa, quien supuestamente volvió al negocio de la droga después de salir de la cárcel en Colombia y de haber recibido una amnistía.

De esta manera Ochoa se convierte en el narcotraficante más reconocido del país que es enjuiciado en Estados Unidos desde que los dos países reanudaron las extradiciones en 1997.

Durante los años 80 fue el líder del cartel de Medellín que fue, junto con el del Cartel de Cali, el más importante del país.

Entre los cargos que se le imputan se encuentra haberse integrado y haber asesorado a una red que introducía 30 toneladas de droga al mes y en la que estaban involucrados traficantes colombianos y mexicanos entre 1997 y 1999. Lo que se traduce en conspiración para distribuir cocaína e intento de contrabando de drogas a través de una red.

Por ello el jurado, integrado en su mayoría por afroamericanos podría sentenciarlo incluso, a cadena perpetua el próximo 19 de agosto.

Durante el juicio, los fiscales usaron como testigos a varios sindicados de narcotráfico que aseguraron haber negociado con él o estar en reuniones en las que se planeaba algún viaje ilícito hacia Estados Unidos. Entre ellos se encontraron Alejandro Bernal Juvenal y Santiago Vélez Velásquez. También presentaron la trascripción de 1.021 grabaciones clandestinas realizadas en Colombia, en especial en la oficina de Bernal, y en más de 500.000 páginas de documentos.

En respuesta, Roy Black, el abogado de Ochoa aseguró que su cliente socializaba con traficantes, pero que no regresó al contrabando después de cumplir con una condena de cinco años en su país.

Cuando estaba a punto de oir el veredicto, Ochoa se arrodilló y se persignó. Pero no le sirvió de nada.

Artículos relacionados

De esta manera Ochoa se convierte en el narcotraficante más reconocido del país que es enjuiciado en Estados Unidos desde que los dos países reanudaron las extradiciones en 1997.

Durante los años 80 fue el líder del cartel de Medellín que fue, junto con el del Cartel de Cali, el más importante del país.

Entre los cargos que se le imputan se encuentra haberse integrado y haber asesorado a una red que introducía 30 toneladas de droga al mes y en la que estaban involucrados traficantes colombianos y mexicanos entre 1997 y 1999. Lo que se traduce en conspiración para distribuir cocaína e intento de contrabando de drogas a través de una red.

Por ello el jurado, integrado en su mayoría por afroamericanos podría sentenciarlo incluso, a cadena perpetua el próximo 19 de agosto.

Durante el juicio, los fiscales usaron como testigos a varios sindicados de narcotráfico que aseguraron haber negociado con él o estar en reuniones en las que se planeaba algún viaje ilícito hacia Estados Unidos. Entre ellos se encontraron Alejandro Bernal Juvenal y Santiago Vélez Velásquez. También presentaron la trascripción de 1.021 grabaciones clandestinas realizadas en Colombia, en especial en la oficina de Bernal, y en más de 500.000 páginas de documentos.

En respuesta, Roy Black, el abogado de Ochoa aseguró que su cliente socializaba con traficantes, pero que no regresó al contrabando después de cumplir con una condena de cinco años en su país.

Cuando estaba a punto de oir el veredicto, Ochoa se arrodilló y se persignó. Pero no le sirvió de nada.

Artículos relacionados

“Lágrimas, mentiras y casetes”

De esta manera Ochoa se convierte en el narcotraficante más reconocido del país que es enjuiciado en Estados Unidos desde que los dos países reanudaron las extradiciones en 1997.

Durante los años 80 fue el líder del cartel de Medellín que fue, junto con el del Cartel de Cali, el más importante del país.

Entre los cargos que se le imputan se encuentra haberse integrado y haber asesorado a una red que introducía 30 toneladas de droga al mes y en la que estaban involucrados traficantes colombianos y mexicanos entre 1997 y 1999. Lo que se traduce en conspiración para distribuir cocaína e intento de contrabando de drogas a través de una red.

Por ello el jurado, integrado en su mayoría por afroamericanos podría sentenciarlo incluso, a cadena perpetua el próximo 19 de agosto.

Durante el juicio, los fiscales usaron como testigos a varios sindicados de narcotráfico que aseguraron haber negociado con él o estar en reuniones en las que se planeaba algún viaje ilícito hacia Estados Unidos. Entre ellos se encontraron Alejandro Bernal Juvenal y Santiago Vélez Velásquez. También presentaron la trascripción de 1.021 grabaciones clandestinas realizadas en Colombia, en especial en la oficina de Bernal, y en más de 500.000 páginas de documentos.

En respuesta, Roy Black, el abogado de Ochoa aseguró que su cliente socializaba con traficantes, pero que no regresó al contrabando después de cumplir con una condena de cinco años en su país.

Cuando estaba a punto de oir el veredicto, Ochoa se arrodilló y se persignó. Pero no le sirvió de nada.

Artículos relacionados

“Lágrimas, mentiras y casetes”

“Apuntó mal”

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.