Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/9/2003 12:00:00 AM

Futuro gordo.

En el mundo, casi 250 millones de adultos sufren de obesidad. Pero eso no es todo. En pocos años la cifra se puede duplicar porque, según los nutricionistas, se aproxima una epidemia mundial de obesidad.

"La generación más joven, la generación que viene detrás, será más obesa que nosotros y esto no indica un futuro promisorio", señaló el experto en nutrición Mikael Fogelholm, en la víspera del XII Congreso Europeo sobre Obesidad, próximo a iniciarse en Helsinki, Finlandia.

La principal causa de que en el futuro más de la mitad de las personas sufran de obesidad, es el cambio de la alimentación de las últimas generaciones.

"Los niños han sido afectados por una dieta estable, y a veces constante de alimentos ricos en grasa, además de un estilo de vida sedentario con muchas horas frente al televisor o a una computadora", explica Fogelholm. "La mayoría de los adultos obesos de hoy no fueron nios obesos. Aumentaron kilos extras después de los 25 o 30 años. Lo peor es que hoy tenemos más y más personas obesas a las edades de 10, 15 y 20 años".

Pero el único problema que por ello se avecina no es estético, pues la obesidad y el sobrepeso incrementan el riesgo de desarrollar diabetes tipo II, cardiopatía, accidentes cerebrovasculares y ciertos tipos de cáncer.

Por eso Fogelholm recomienda una transformación en los estilos de vida y de alimentación de la gente. Esto debe incluir desde la forma en que se comercializan los productos alimenticios hasta el tamaño de las porciones de comida que sirven diariamente.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.