Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/26/2005 12:00:00 AM

Galán, la juventud y la Constitución de 1991

Viernes 02. Pese a las dificultades, la Constitución del 91 vive y los jóvenes tienen que apropiarse de ella, opinan funcionarios municipales.

Hace 15 años los jóvenes de Colombia promovieron el movimiento 'Todavía podemos Salvar a Colombia'. Su entusiasmo y liderazgo permitieron que en las elecciones de 1990 se impulsara la Séptima Papeleta, con el fin de consultar a los colombianos sobre la posibilidad de convocar una Asamblea Constituyente que permitiera realizar importantes reformas para superar la grave crisis que vivía el país. El resultado de este proceso permitió que el 4 de julio se promulgara la Constitución de 1991.

Recientemente, ese grupo de líderes juveniles conmemoraron los 15 años de la séptima papeleta y el próximo año se cumplen los primeros 15 años de su vigencia. Esta coyuntura sirve de pretexto para hacer un balance de los logros y dificultades que ha vivido la Constitución de 1991.

Pocos días antes de su muerte, Luis Carlos Galán Sarmiento dijo: "a los hombres se les puede eliminar. Pero con su muerte sus ideas se fortalecen". Precisamente, pocos días después de la muerte de Galán, los jóvenes promovieron en Bogotá 'La marcha del silencio', con el objetivo de convocar a los colombianos para buscar por la vía institucional los cambios que el país estaba necesitando.

Muchas de las ideas que en las plazas públicas y en el Congreso defendió el Nuevo Liberalismo están hoy en la Constitución Política de Colombia. Las ideas de Galán son patrimonio de todos los colombianos y muchas de ellas hacen parte de este acuerdo histórico que construyeron hombres y mujeres tan diferentes.

Por tal razón, al conmemorar hoy 18 de agosto de 2005 los 16 años del fallecimiento de Galán, la Personería Municipal de Gachancipá quiere promover una campaña pedagógica para que en lo local se conozca la Constitución. Y, sobre todo, que los niños y jóvenes de escuelas y colegios se apropien de ella y se sientan en la libertad de impulsar los cambios que sean necesarios.

Queremos hacer realidad el legado de la Educación Política por la que lucho Galán y liderar desde la célula vital de la nación una serie de debates, foros y encuentros para hacer el balance de la vida de nuestra carta política.

Quiero, sin embargo, reflexionar sobre la necesidad de generar un mensaje para que estos temas no solo hagan parte de la agenda de la gran ciudad y solo tengan interés cuando se promueve desde las Universidades tradicionales o desde organizaciones que cuentan con representantes de los actores tradicionales de poder. Desde el municipio se construye la nación.

Una sociedad que no de oportunidades a los jóvenes esta condenada a Desaparecer. Y una sociedad que convoca a los jóvenes a la guerra y no a la construcción de la patria, es una sociedad que mata el presente y hereda un futuro lleno de incertidumbres. Galán hacía este llamado y estas ideas se hacen más fuertes en la dinámica del conflicto que en la actualidad sufre el país.

Recientemente se conmemoro el día nacional de la juventud. Pero a los medios poco les importó. Parece que el tema sólo adquiere importancia cuando alguno de los factores que reflejan sus problemas se hacen visibles. Por ejemplo, la muerte de un hincha de Santa Fe en el Camping. El hecho logró que por unos días se reflexionara sobre que esta pasando con la juventud de hoy.

El legado de Galán vive. Gracias al Concejo Municipal de Gachancipá por reconocer su lucha y su valor por buscar una Colombia Nueva. Es un honor para Gachancipá llevar la invitación a trabajar por la búsqueda de un municipio mejor.

Quisiera hoy pronunciando aquella frase comunera: "¡Ni un paso atrás siempre adelante y lo que ha de ser sea!"

Reafirmar que el país aun esta esperando hacer realidad varios artículos de la Constitución del 91 y requiere defender miles de su logros que a veces se ven amenazados por aquellos que quieren volver al pasado.

Y hoy más que nunca es preciso afirmar que, pese a las dificultades, la Constitución del 91 vive.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1825

PORTADA

Venezuela: la calle contra el dictador

Un trino de Santos indigna a Maduro y él amenaza con revelar los secretos del proceso de paz. Invocar el anti-colombianismo no cambia el hecho de que la crisis venezolana está llegando a un punto de inflexión.