Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/18/2003 12:00:00 AM

Gobierno promueve suspensión de penas por delitos atroces

Viernes 22, 8:10 horas. El Gobierno radicó un proyecto de ley que pretende suspender penas por delitos atroces para quienes se acojan a un proceso de paz o abandonen de forma individual los grupos alzados en armas.

El presidente sería el único que podría solicitar ante la justicia este beneficio, según lo establece el proyecto de ley estatutaria que pretende estimular la desmovilización de los miembros de grupos ilegales.

La iniciativa también establece que quienes se acojan no podrán ejercer cargos públicos o de elección popular, ni portar armas.

"Ante la evidencia de que la pena privativa de la libertad, como única respuesta al delito, ha fracasado en muchas ocasiones en su cometido de lograr la resocialización de los delincuentes, el derecho penal contemporáneo ha avanzado en el tema de las sanciones alternativas", indicó el ministro del Interior y Justicia, Fernando Londoño.

Actualmente la amnistía y el indulto son únicamente para delitos políticos, lo que no abarca a los actores del conflicto que son acusados de cometer crímenes atroces.

De ser aprobado el proyecto, quienes llegaran a acogerse deberán comprometerse a no cometer delitos dolosos, a colaborar con la con las víctimas del conflicto y a reportar constantemente su lugar de residencia que no puede ser fuera del país.

También serían vigilados por una Comisión de Verificación conformada por el Gobierno y firmarán un acta donde se comprometen a cumplir con los requisitos.

De incumplir con los compromisos, el juez podría revocar el beneficio y deberán cumplir, según se establezca, un periodo de prueba de 1 a 5 años.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.