Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2005/01/23 00:00

Informe de Prensa

Gerardo Moreno, lector de SEMANA.COM, anticipa un informe de prensa del año 2020, luego de la posesión de Álvaro Uribe como presidente vitalicio.

Informe de Prensa

Bogotá, 8 de Agosto de 2020 (Colombiapress)

Alvaro Uribe Vélez tomó posesión ayer como presidente vitalicio de Colombia. Uribe fue reelegido por cuatro períodos consecutivos en 2006, 2010, 2014 y 2018, pero la última reforma constitucional permitió la elección vitalicia. En la ponencia del proyecto, el senador Armando Benedetti afirmó que el país no puede seguir gastando dinero en elecciones ociosas, cuando ya se sabe que el ganador será el doctor Uribe, "el supremo y benefactor de la patria", según sus propias palabras. Agregó, además, que en la nueva legislatura piensa presentar en compañía de la senadora Parody un proyecto que establezca la presidencia hereditaria para garantizar que solo la sangre de los Uribe maneje el gobierno, pues "todos sabemos que fuera de ellos no hay nadie capaz de hacerlo".

En su discurso de posesión ante el congreso en pleno, Uribe pidió la colaboración de los legisladores para sacar adelante sus proyectos de ley, especialmente el que entrega el 50% del presupuesto nacional a las fuerzas armadas para su lucha contra el terrorismo. "A los terroristas de las Farc hay que perseguirlos por todos los medios y para eso necesitamos ese dinerito" dijo. Al respecto durante las últimas semanas ha circulado el rumor de que el principal cabecilla de ese grupo, Manuel Marulanda, apodado "Tirofijo" habría muerto o estaría gravemente enfermo. El otro gran proyecto de la nueva e ilimitada gestión de Uribe es la reforma tributaria que elimina las pensiones públicas, ya que según sus palabras "el Estado no puede ser casa de beneficencia". El proyecto además eleva al 35% el IVA para los productos de la canasta familiar a la vez que rebaja drásticamente los impuestos a las rentas y patrimonios altos porque "no podemos desestimular la inversión, que es la generadora de empleo" según el presidente vitalicio. Sobre ese tema el periódico El Tiempo publica hoy un editorial titulado "Doloroso pero necesario" en el que lamenta que las medidas aprieten a los más necesitados, pero las justifica por el bien de la patria y la reactivación de la economía..

Por su parte, el presidente del Congreso, doctor Salvatore Mancuso al tomar juramento al mandatario, dijo en su discurso que se perseguirá con firmeza toda forma de oposición en el parlamento porque "todavía quedan algunas voces que pretenden cuestionar la gestión gloriosa de nuestro gran líder, el supremo y benefactor de la patria". Como se sabe, muchos parlamentarios y dirigentes de organizaciones sociales fueron muertos y otros encarcelados de por vida en los últimos años al cuestionar la incansable labor de Uribe a favor de los colombianos de bien. Algunos de ellos se atrevieron a decir que Uribe favorecía los intereses de empresarios, banqueros y terratenientes en desmedro de la mayor parte de la población y que, en suma, no tenía una política social. Mancuso ha sido abanderado de la lucha contra ese tipo de opiniones perniciosas. "Nuestra diáfana trayectoria nos permite decir hoy a los colombianos de bien que el país sigue estando en buenas manos y que hemos conseguido librarlo de la escoria", terminó diciendo el dirigente.

Durante el acto de posesión intervino también el embajador norteamericano, señor Billy Graham, quien insistió en la necesidad de continuar con el plan Malpatriota, intensificando la fumigación de los cultivos ilícitos, pues "a pesar de nuestra portentosa labor llevada a cabo en colaboración con las fuerzas armadas de Colombia, el área cultivada creció en el último año", dijo.

Luego de los actos de posesión el Congreso en pleno se dirigió a la recepción ofrecida por el presidente vitalicio en el Palacio del Ubérrimo, antigua Casa de Nariño, en donde la celebración se prolongó hasta avanzadas horas. Según se supo, un pequeño incidente se produjo entre los congresistas Parody y Benedetti al disputarse quién besaría primero el anillo del benefactor. De otro lado, los congresistas Baez y Castaño - a quien llaman "el reaparecido"- manifestaron su entusiasmo y alegría haciendo disparos al aire, después de lo cual los asistentes se dispersaron dando por terminado el evento.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.