Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/18/2004 12:00:00 AM

Juez argentino dicta orden de captura y extradición contra Carlos Menem

Miércoles 21, 8:30 horas. Interpol tiene orden de capturar al ex presidente argentino que reside en Chile. En cuanto eso suceda, será extraditado a Argentina, según lo disponen las órdenes dictadas por un juez de ese país.

En esta ocasión, Menem está acusado de presuntas irregularidades en la adjudicación de las obras y en la construcción de dos cárceles durante su mandato.

El juez Jorge Urso dictó las órdenes de detención y extradición. La primera ya está en poder de la policía internacional Interpol y la segunda, de la Cancillería. En cuanto sea detenido en Santiago de Chile, donde reside, sería extraditado a Argentina para comparecer ante las autoridades.

Urso estuvo también detrás del arresto domiciliario del ex mandatario argentino hace tres años. En ese entonces estuvo acusado de ser el organizador de una "asociación ilícita" que entre 1991 y 1995 desvió armas argentinas de fabricación estatal a Croacia y Ecuador. En ese momento, Menem denunció estar siendo víctima de una persecución política. La semana pasada reafirmó sus acusaciones.

El ex presidente, que ocupó el cargo en Argentina entre 1989 y 1999, también está procesado en un expediente por presunto ocultamiento de una cuenta bancaria en Suiza, a cargo del juez Norberto Oyarbide, al que también recusó, aunque un tribunal de alzada rechazó tal impugnación la semana pasada.

La justicia chilena no se ha manifestado sobre las órdenes, que en pocos días podrán hacerse efectivas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1825

PORTADA

Venezuela: la calle contra el dictador

Un trino de Santos indigna a Maduro y él amenaza con revelar los secretos del proceso de paz. Invocar el anti-colombianismo no cambia el hecho de que la crisis venezolana está llegando a un punto de inflexión.