Lunes, 23 de enero de 2017

| 2008/05/23 00:00

Junta birmana "permitirá ayuda"

Junta birmana "permitirá ayuda"
;
BBC

El gobierno militar de Birmania acordó permitirles la entrada al país a todos los trabajadores extranjeros que vayan a realizar labores de ayuda en las zonas afectadas por el ciclón Nargis, dijo el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon.

Ban hizo el anuncio después de reunirse con el jefe de la junta, el general Tahn Shwe, en la capital birmana, Naypyidaw.

Los militares, que han sido acusados de no haber hecho lo suficiente para asistir a las víctimas, dicen que lo tienen todo bajo control.
Unas 78.000 personas han muerto y otras 56.000 están desaparecidas desde la arremetida del ciclón, el 2 de mayo.

Durante un recorrido por el delta del río Irrawaddy, el secretario general de la ONU sobrevoló aldeas y arrozales inundados y visitó un campamento de refugiados establecido por el gobierno.

Ban dijo que su misión era exhortar a los líderes birmanos a aceptar más ayuda extranjera.

"Lo siento mucho, pero no pierda la esperanza", le dijo a una mujer en el campamento Kyonday.

"Vitrina"
Un funcionario de Naciones Unidas tildó en privado el campamento de "vitrina", informó la corresponsal de la BBC Laura Trevelyan, de viaje en Birmania con el secretario general.

"La ONU está aquí para ayudarles. Todo el mundo está tratando de ayudar a rescatar a Myanmar (Birmania)", aseguró Ban.

El secretario general les dijo a los reporteros que estaba muy "afectado" por la devastación que había visto.

"Muchas personas han perdido la vida, hay muchas viviendas destruidas, calles y carreteras devastadas, y todos los arrozales están inundados. Estoy muy preocupado. Estos agricultores podrían perder todo su cultivo", dijo.

Pero en una reunión con el primer ministro de Birmania, Thein Sein, Ban entendió que la fase de rescate había terminado y que el gobierno se concentraba ahora en la reconstrucción, expresó un funcionario de la ONU.

"Meses"
Ban le dijo al primer ministro que el desastre iba más allá de las capacidades de Birmania y que se debería permitir la entrada inmediata de expertos internacionales.

"Naciones Unidas y toda la comunidad internacional están listas para ayudar a sobrellevar la tragedia", dijo Ban, según informes.
También señaló que el trabajo de asistencia tendría que continuar durante muchos meses.

Según las estimaciones de la ONU, sólo una cuarta parte de los 2,5 millones de birmanos afectados por el ciclón han recibido la asistencia necesaria.

Enfermedades
La Cruz Roja informa que, en los distritos más al sur de los que visitó Ban Ki-moon, las vías fluviales están llenas de cadáveres y que muchas personas no han recibido ayuda alguna.

Un médico extranjero le dijo a la BBC que muchos están bebiendo agua de charcos, mientras que los niños y ancianos sufren de disentería, dengue y deshidratación.

Los generales accedieron a permitir que helicópteros de la ONU se unan a los esfuerzos de asistencia, pero las naves británicas, francesas y estadounidenses todavía aguardan cerca de la costa, después de que se les negara el acceso a la zona.

El primero de diez helicópteros enviados por el Programa Mundial de Alimentos llegó a Birmania el jueves y se encargará de llevar abastecimiento a las áreas más remotas.

El gobierno también aceptó recibir más ayuda extranjera proveniente de sus vecinos asiáticos.

Se espera que Ban Ki-moon asista a una conferencia de donantes en la ex capital birmana, Rangún, el domingo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.