Miércoles, 18 de enero de 2017

| 2005/07/24 00:00

La música y la política

Martes 26. ¿Estará la música influyendo a las corrientes políticas del mundo? Carlos Cardona, lector de SEMANA.COM, responde la pregunta.

La música y la política

Si entendemos la política desde su punto elemental, veremos que las corrientes que la rigen son solo ideas de personas de carne y hueso que en algún momento del tiempo han dejado sus más profundos pensamientos entrelazados en varios sentimientos humanos. Fieles a sus convicciones, estos personajes tuvieron que salir de "gira" a promover sus ideas para que su corriente cogiera fuerza y fuera acogida por la mayor cantidad de público posible. Al principio les tocaba ir de casa en casa promoviendo su palabra, pero a medida que el hombre fue evolucionando y desarrollando tecnología, descubrió nuevas técnicas de hacer llegar su mensaje al pueblo, sin darse cuenta que mientras lo hacia, estaba creando nuevos sentimientos que mas adelante le tocaría decidir si incorporar o no en su ya desarrollada ideología del funcionamiento del mundo.

Con esto en mente, podemos entender por qué en la actualidad estamos rodeados de nuevas corrientes tratando de encontrar su lugar en el universo. La música, a través de la tecnología, es un medio práctico que permite llevar a una gran cantidad de personas un mensaje determinado.

Un músico no tiene nada de diferente a un político que decide buscar financiamiento para promover sus ideales de organización. El músico tiene que salir a tocar en bares gratis para que sea reconocido y así tener fama, o si es afortunado, tiene dinero para iniciar su "campaña". Poco a poco los estilos se empiezan a imponer, y la gente a reconocerlos. Las superestrellas emergen y la gente los sigue de un modo u otro. El mercado local evoluciona hacia el nacional e inevitablemente alcanza a diferentes regiones de la tierra.



Las roscas empiezan a aparecer poco a poco en los países donde se mueve mas dinero en torno a la industria musical, algunas veces sin que la gente se de cuenta de lo que esta pasando. Para nadie es un secreto que siempre donde hay dinero, hay poder, y del poder se pueden desprender muchos sentimientos. No siempre todos ellos encajan el uno con el otro. Nuevos conflictos surgen ocasionados por el encuentro de dos o más pensamientos que no se habían encontrado antes. Estos encuentros son el punto central para el desarrollo y perfeccionamiento de nuevos estilos. Nuevas tendencias musicales emergen, tendencias aceptadas ya por un mayor número de personas debido a la combinación de sus elementos fundamentales. Si analizamos el entorno musical actual, veremos que la música ya ha traspasado las fronteras de los países para volverse lo que debió haber sido desde un principio, un idioma universal. No es extraño encontrarse entonces en las grandes ciudades del mundo como Londres o Los Ángeles, músicos de todas partes del planeta tratando de promover sus estilos y hacerse "famosos". Ello ocasiona un importante intercambio cultural.

En la música, al igual que en la política, nuevas corrientes encuentran su "competencia" proveniente de corrientes previamente establecidas. Lo que hay que tener en cuenta, es que gracias al carácter musical, los nuevos pensamientos son fácilmente acogidos, respetados, e incorporados, siempre y cuando sean innovadores. De lo contrario, simplemente pasaran desapercibidos. Estos nuevos estilos musicales son capaces de despertar nuevos sentimientos de optimismo y paz, los cuales pueden hacer cambiar la conciencia humana, y por consiguiente, el funcionamiento del mundo.

La música hace recordar al hombre de donde viene y para donde va, y que si no están adecuadamente unidos, conflictos emergerán como en la actualidad, donde el solo hecho de pensar diferente y tener poder, crea la ilusión de seres superiores que creen tener la razón absoluta sobre el funcionamiento del mundo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.