Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/12/2003 12:00:00 AM

La ONU rechaza masacre de las Farc.

Lunes 12, 8:30 horas. La organización, a través de su representante, James Lemoyne, condenó el asesinato del gobernador de Antioquia, su consejero de paz y los ocho soldados. Le exigió a las Farc reconocer la masacre y pedirle perdón a la sociedad, sólo de esta manera podrá hablarse de diálogos de paz.

Lemoyne es el delegado especial del Secretario General de las Naciones Unidas para el conflicto interno en Colombia y ha estado al tanto de todos los acercamientos entre el gobierno y los grupos armados. Según él, las Farc deben reconocer lo que hizo el 'El Paisa', comandante de los guerrilleros que asesinaron a los diez secuestrados, "es una masacre que no tiene ninguna disculpa".

"¿Cómo reaccionarían las Farc si mañana en un intento de fuga de sus prisioneros, el Gobierno se defendiera fusilando a cada uno de los detenidos? Estarían histéricos", señaló.

Así mismo se mostró en contra de un eventual intercambio humanitario y de una solución militar del conflicto. "Rechazamos la idea de que es aceptable agarrar civiles inocentes y ponerlos en esas cárceles clandestinas para presionar el intercambio de combatientes. La distinción entre combatiente y civil, para nosotros es absoluta y sagrada", enfatizó. "Seguimos convencidos, aún en este momento tan duro, tan polarizado y sangriento, de que va a haber una solución para este conflicto y que debe ser negociada. No creemos que haya solución militar".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1825

PORTADA

Venezuela: la calle contra el dictador

Un trino de Santos indigna a Maduro y él amenaza con revelar los secretos del proceso de paz. Invocar el anti-colombianismo no cambia el hecho de que la crisis venezolana está llegando a un punto de inflexión.