Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/22/2004 12:00:00 AM

La verdad, base de la justicia y la reparación

Con el fin de no olvidar los actos en los que se ha visto amenazada la dignidad humana, se presentó a la Comisión Primera de la Cámara de Representantes un proyecto de ley que pretende preservar la memoria histórica del país. El representante Rafael Amador, ponente del proyecto, explica que pretende con esta iniciativa.

El esclarecimiento de aquellos actos atroces que ha dejado el conflicto armado en Colombia es sin lugar a dudas una condición necesaria para el fortalecimiento del proceso de reconciliación nacional y de democratización del país. Además es un derecho tanto de las víctimas directas e indirectas como de la sociedad entera.

El derecho de recordar aquellos sucesos en los que se atentó directamente contra la dignidad humana implica necesariamente la reconstrucción y la preservación de la verdad; las acciones de reparación implican el reconocimiento de los daños materiales y morales causados; la promoción de una cultura de la tolerancia implica una decidida estrategia de pedagogía social.

Estos son precisamente los objetivos que persigue el proyecto de ley sobre la recuperación y la preservación de la memoria histórica que presenté a consideración del Congreso de la República y que iniciará su trámite en el actual periodo de sesiones ordinarias en la Comisión Primera de la Cámara de Representantes.

Para tal fin, la iniciativa crea una serie de instrumentos y mecanismos como son: la creación de la Comisión de la Verdad, los monumentos de la Memoria, el Día Nacional de la Memoria, el Archivo de la Memoria, la Fundación para la Recuperación y la Preservación de la Memoria Histórica y la pedagogía de la Memoria.

Junto con el objetivo de la reparación simbólica de las víctimas de graves violaciones de los derechos humanos por la violencia, el proyecto tiene una definida intención pedagógica: fomentar el espíritu de reconciliación nacional y la cultura de la convivencia pacífica y la tolerancia entre los colombianos.

Por lo tanto, la Comisión de la Verdad no pretende sustituir un Tribunal de Verdad, Justicia y Reparación, ya que por su naturaleza no es de carácter jurisdiccional, pues su competencia no es la de investigar la 'verdad judicial', sino que se trata de la verdad sociohistórica, de sus causas y consecuencias para los individuos y para la sociedad; de tal manera que se puedan presentar recomendaciones y propuestas concretas a las respectivas autoridades, para que tales hechos no se vuelvan a repetir en el futuro.

Se propone que la comisión esté conformada por cinco personalidades nacionales o extranjeras de las más altas calidades éticas, intelectuales y humanas. Al mismo tiempo, para garantizar el mayor grado de independencia y neutralidad se establece que los comisionados sean designados por el Secretario General de las Naciones Unidas, como en el caso de El Salvador, que designó tres comisionados extranjeros, entre los que se encontraba el ex presidente Belisario Betancur.

Por último es importante resaltar que con el objeto de que estas iniciativas no queden huérfanas se propone la constitución de la Fundación para la Preservación de la Memoria Histórica, que será la encargada de impulsar estos mecanismos y conservarlos en el tiempo, con recursos de donaciones internacionales, como en otras naciones han sido apoyadas por Naciones Unidas, y con el soporte institucional, tecnológico y operativo del gobierno nacional.

*Representante a la Cámara
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?