Lunes, 23 de enero de 2017

| 2004/07/25 00:00

"La visita como tal me pareció un acto improvisado por parte del Gobierno"

Jueves 29, 11:30 horas. El senador Antonio Navarro hace un breve recorrido por la audiencia pública con los tres jefes paramilitares, realizada el pasado 28 de julio en el Congreso.

"La visita como tal me pareció un acto improvisado por parte del Gobierno"

"La visita hay que verla desde dos puntos de vista:

La visita como tal me pareció un acto improvisado por parte del Gobierno, con pocos resultados, así como lo fue la de Francisco Galán. Claro que tampoco es para rasgarse las vestiduras, pues no es un acto que haya acabado con la democracia o un asunto que lleve a decir que al Congreso no puede venir nadie por fuera de la ley porque sería una exageración. En otro momento con otro contenido, para hacer el remate del proceso o anuncios importantes, sería oportuna.

Segundo, sobre los discursos hay que resaltar las diferencias entre el de Mancuso y el de Báez. El de Mancuso fue plano, egoísta y con afirmaciones inaceptables como que ahora el Estado deba repararlos a ellos con miles de hectáreas de tierra. Además dijo cosas que no son verdad como que han cumplido con el cese de hostilidades. Mancuso fue plano, repetitivo y hasta cierto punto arrogante.

El de Báez fue mucho más político, un discurso en el que retomó que hay que pedir perdón y pide perdón, donde hace propuestas y anuncios de interés como el apoyo a la convención nacional con el Eln o el acuerdo humanitario. Afirmó que si han habido incumplimientos en el cese al fuego y de hostilidades, critica las retenciones masivas, dice que esto es una guerra de perdedores y hace suyo el informe del PNUD. Es un discurso mucho más matizado, con más elementos.

Ahora hay que analizar las contradicciones entre el uno y el otro y preguntarse que es lo que busca Báez al hacer un pronunciamiento tan distinto al de Mancuso".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.