Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/30/2005 12:00:00 AM

Llena eres de colonialismo cultural

Mario Lamo Jiménez, lector de SEMANA.COM, se enfrenta a la Academia y a los colombianos eufóricos y lanza una dura crítica contra la película 'María llena eres de gracia' y contra su protagonista nominada al Óscar, Catalina Sandino.

El guión de la película, para los que no la hayan visto, no podría ser más simplista: Muchacha pobre con problemas familiares decide servir de mula y llevar droga en el estómago a los Estados Unidos. Está recién embarazada. En el proceso conoce a otra mula como ella. Se ven en el avión rumbo al norte. La otra mula se enferma al reventársele una cápsula con droga en el estómago. Gringos benevolentes dejan pasar a María en la aduana a sabiendas de que lleva droga. La otra mula se muere. María le paga el pasaje de regreso al cadáver. THE END.

Sin embargo la simpleza del guión es simplemente la visión distorsionada y manipuladora de un gringo, Joshua Marston, el guionista y director, acerca de nuestra realidad. Si el imperio nos fumiga a diario con su venenoso glifosato, ahora nos fumiga con su no menos venenoso acetato fílmico.

"María, llena eres de ." no sólo es una película pobre, lenta y mal actuada sino que trae consigo todo el veneno ideológico del imperio acerca de la realidad colombiana. Según la trama el negocio de la droga es 100 por ciento colombiano, ya que en la película no aparece ningún gringo que participe en la cadena del narcotráfico. Ni un solo personaje colombiano tiene ningún tipo de moral. La Familia de María es disfuncional, el novio es un oportunista, ella es explotada en su trabajo, utilizada por un narcotraficante y los dos únicos personajes con "alma" son dos agentes de aduana gringos que se compadecen de ella y le dejan pasar la droga al saber que está embarazada, cuando en la vida real le hubieran dado laxantes hasta hacerle expulsar esta vida y la otra. La misma María carece por completo de moral al exponer el feto que supuestamente lleva dentro a una muerte segura si le hubiera pasado a ella lo que le pasó a su compañera de viaje.

Además de lo anterior, "María, llena eres de gracia", carece por completo de gracia. Se nota a la legua que fue hecha por un gringo: no tienen ni un modismo, ni un chiste, ni siquiera sentido del humor. Su trama es absolutamente lineal y los personajes escasamente recitan sus papeles. Sin embargo hay una actriz que se salva: Guilied López, quien hace el papel de Lucy, la mula muerta. Tal vez es la única persona que de verdad crea un personaje en toda la película y que logra dar unos minutos convincentes de buena actuación. El resto de los actores son increíblemente principiantes, incluyendo a Catalina Sandino, cuyo único mérito es parecer bonita en la pantalla.

Si la película trata de algo, trata del lanzamiento de Catalina Sandino como un "commodity" (objeto de compra/venta) para Hollywood. No importa que no sepa actuar, no importa que ésta sea su primera película, no importa que la película sea mala. Los comentaristas de prensa están empeñados en crear una estrella y vendérsela a un pueblo que tal vez sueñe con tener una estrella. Fuera de su pelo y pose, la Sandino no aporta absolutamente nada al personaje que interpreta. Su actuación es de palo, lo que es más, me atrevería a decir que Catalina Sandino no interpreta a "María llena eres de ." sino a la misma Catalina Sandino.

Así como los españoles nos traían espejitos hace 500 años para deslumbrarnos con su brillo para recibir oro a cambio, los colonialistas modernos tratan de deslumbrarnos con los espejos de sus pantallas de cine para que veamos en ellos reflejados lo que no somos, mientras que la cruda realidad del narcotráfico queda oculta: en la película no aparecen ni los banqueros, ni los consumidores ni las grandes empresas norteamericanas de productos químicos que se benefician del narcotráfico, oro moderno con el que desangran a nuestra patria.

"María, llena eres de." sería una mala telenovela, un pésimo documental y como película de largometraje, una buena cura para el insomnio. Una vez más los colombianos estamos siendo víctimas de una agresión cultural disfrazada de arte, despojados de nuestros pocos pesos en las taquillas de cine y llenados con un embutido "Made in USA" que distorsiona la realidad y nos vende una imagen falsa de nosotros mismos.

En resumen, "María, llena eres de..." está en verdad llena de lo que más de un lector suspicaz ya se habrá imaginado, porque a buen entendedor, pocas palabras.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.