Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2005/07/24 00:00

Los candidatos debatieron la Ley de Justicia y Paz

Miércoles 27. Foros Semana y la mesa de seguimiento al proceso de paz de las AUC, invitaron ayer martes a senadores y candidatos presidenciales para que plantearan sus propuestas con respecto a la ley que le da un marco jurídico a la negociación con los paramilitares.

Los candidatos debatieron la Ley de Justicia y Paz

El evento se realizó en el Hotel Tequendama de Bogotá en horas de la mañana, y contó con la presencia de los medios, quienes tuvieron la oportunidad de interactuar con los panelistas.

El representante Armando Benedetti, el asesor presidencial José Obdulio Gaviria y el nuevo Fiscal General de la nación Mario Iguarán (quien como viceministro de Justicia lideró el tramite del proyecto) coincidieron en defender la ley con distintos planteamientos.

Benedetti hizo alusión a la metáfora de la necesidad de "tragarse los sapos" para referirse al sacrificio que requiere conseguir la paz, al asegurar que ninguna ley podrá vengar los delitos de los que ha sido víctima la sociedad colombiana.

Por su parte, José Obdulio Gaviria resaltó que la ley permitiría el Acuerdo Humanitario, que hasta ahora, no estaba contemplado por los mecanismos legales.

Las ponencias de los candidatos Carlos Gaviria, Rodrigo Rivera y Rafael Pardo mostraron una clara postura en contra de la ley.

Carlos Gaviria señaló que la ley "tiene un fuerte olor y sabor a propuesta electoral", en un esfuerzo por cumplir promesas de campaña del presidente. Uno de los puntos más criticables por Gaviria es el estatus político que le confiere la ley a los grupos insurgentes.

Rivera fue enfático en que la ley no es más que el sometimiento del estado a las condiciones de los paramilitares.

Y Pardo no se quedó atrás al asegurar que el capítulo de reparación se ajusta a la ley nacional e internacional, pero que el problema central es que ésta es una "casa en el aire". Afirmó que a la ley le falta cómo y quién va a reparar a las víctimas: al no haber responsables ni bienes con los cuales reparar, el capítulo se queda en el aire.

Antanas Mockus, Antonio Navarro Wolff y Andrés González mostraron una posición neutral, no sin anotar varias precisiones críticas sobre la ley.

Mockus hizo una reflexión sobre la posibilidad de "enderezar la conducta humana", siempre y cuando la ley esté acompañada de un proceso de cultura ciudadana que pueda asumir la reinserción de los alzados en armas.

La extradición fue el punto crucial para Navarro Wolf, quien señaló que era un error extraditar a los miembros de la guerrilla y las autodefensas por la necesidad de negociar con ellos. También dijo que la ley sólo desmonta una parte del embrollo, pero no a la estructura que la soporta.

González hizo hincapié sobre la importancia de contextualizar la ley en un marco político, social y judicial encaminado hacia los objetivos de la misma; de lo contrario, la ley no encontraría acogida en los demás ámbitos y traería más problemas.

El foro se desarrolló con la altura y el dinamismo que brindan los debates pedagógicos y constructivos, sin que por ello cada uno de los candidatos no expusiera su postura frente a la ley.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.