Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2005/08/14 00:00

Los retos de Mr. and Mrs. Pastrana

Martes 16. Una de las tareas más importantes del nuevo embajador en Washington, Andrés Pastrana y su esposa, Nohora de Pastrana, es cambiar la imagen que se tiene que Colombia en el país del Tio Sam, opina Javier Escobar, lector de SEMANA.COM.

Los retos de Mr. and Mrs. Pastrana

Una vez posesionado en la apetecida y trampolíntica embajada en Washington, el ex presidente Mr. Andrés Pastrana deberá trabajar duro en construir una nueva imagen de nuestra querida patria en el circo norteamericano.

Tuve el privilegio de desperdiciar una hora y algo más, observando la película protagonizada por Angelina Jolie y Brad Pitt. En los primeros cinco minutos, los protagonistas le cuentan a su consejero matrimonial cómo se conocieron. El encuentro sucedió en la ciudad de Bogotá (Colombia, por si acaso). Y, a parte de todo, se permitieron recrearlo.

Para aquellos que no la han visto, voy a "pintar" el cuadro, a fin de ahorrarles los cinco minutos y la boleta de entrada o los cinco mil pesos del DVD Pirata.

Un helicóptero militar sobrevuela una "ciudad" de no mas de 15 calles, sin un edificio de mas de un piso (es decir, sin edificios), de donde sale humo (a manera de incendio de combate). Luego dan paso a una escena de hotel en donde el galán espera en la barra, vestido para "tierra caliente". De repente, la policía penetra en el lobby para hacer requisa de extranjeros que están "solos". En el instante en que es requerido para requisa, entra su coprotagonista, que se dice llamar Angelina en la vida real, y se da cuenta inmediatamente que el coterráneo esta en problemas y dice a los policías tercermundistas (sinónimo de estúpido) que ella esta con él.

Una vez a salvo, él la invita a comer en algún sitio abierto en donde a mi parecer hace mucho calor (por el atuendo), hablan tres o cuatro pendejadas, empiezan a bailar, llueve (se mojan como si en Bogotá las escenas románticas bajo la lluvia no fueran el apéndice de una gripa con cara de neumonía) y lo demás sin haberlo visto, ya se lo podrán imaginar.

Con este cuadro (la película es mas dramática), Mr. and Mrs. Pastrana tienen mucho por hacer en los próximos años en tan importante cargo.

Primero, deben convencer a las autoridades legislativas que el Plan Colombia debe continuar, a fin de perpetuar escenas de película como esta, en donde los colombianos eternizamos el combate en las calles de la ciudad de las mil y una noches (La Bagdad suramericana).

En segundo lugar, deben convencer a los propietarios del Sheraton, del Howard Jhonson, y otros, que inviertan en Colombia, pues la infraestructura hotelera es mala y las oportunidades muchas.

Tercero, deben promocionar a Bogotá en las agencias de viaje como la ciudad tropical que debió ser, pero que don Gonzalo Jiménez de Quezada no atinó fundar en Girardot por falta de un GPS.

Cuarto, deben explicar por qué durante su administración sí existía libertad de movimiento para extranjeros "solitos" en una gran zona de los llanos orientales, lo cual contradice el guión de la película.

Finalmente, deberán tener en cuenta que la tarea primordial encomendada puede terminar su matrimonio, pues serán encargados de cumplir la misma misión: hablar bien de un paisa amigo que los colocó allí. Esta misión cuasi imposible hará que Mrs. Pastrana conozca a Tom Cruise y este ultimo la deslumbre en Cienciología, abandone a su angelical pareja y lancen la Fundación Colombia, dedicada a mostrar los valores de nuestra patria en el exterior. Por ejemplo, que los hoteles son cinco estrellas, que tenemos grandes diseñadores, que Montoya no aprendió a correr en carritos esferados, que las zorras se usan pero para "tirar" remolque, que el aeropuerto de Bogotá tiene dos pistas: una para aterrizar y otra para despegar -qué le vamos a hacer, no todo es perfecto- y mil cosas mas.

Mientras tanto, Mr. Pastrana se dedicará a mejorar el inglés para escribir sus memorias y postularse a una nueva reelección como su nuevo patrono.

Nota: Amigos, es mejor ver la película completa, para entender los coqueteos y la trama. Espero tengan una hora y media para desperdiciar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.