Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2004/12/05 00:00

Mancuso se desmovilizó

Viernes 10, 16:00 horas. El jefe paramilitar Salvatore Mancuso pidió perdón y entregó su arma. Junto con él se desmovilizaron cerca de 1.500 hombres del Bloque Catatumbo de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

Mancuso se desmovilizó

Hacía el mediodía ocurrió la entrega de armas en la finca Brisas de Sardinata, ubicada en el corregimiento Campo Dos del municipio de Tibú, Norte de Santander.

Antes de entregar su arma Mancuso pidió perdón a las víctimas. "Con el alma anegada de humildad pido perdón al pueblo de Colombia, pido perdón a las naciones del mundo, entre ellas a los Estados Unidos de Norteamérica, si por acción u omisión las pude ofender", afirmó durante el acto.

"Ruego el perdón de cada madre y de aquellos cuyo dolor causamos. Asumo mi responsabilidad a partir de la jefatura ejercida, por lo que pude haber hecho mejor, por lo que pude haber hecho y no hice, errores seguramente condiciones por mis limitaciones humanas y mi nula vocación para la guerra", complementó.

En su discurso, el jefe paramilitar, pedido en extradición por Estados Unidos, también pidió al Gobierno respetar los acuerdos para la reinserción de los combatientes a la vida civil.

Mancuso entregó su arma Pietro Beretta 9 milímetros al comisionado de Paz Luis Carlos Restrepo y, acto seguido, le estrechó la mano.

Además de Mancuso y Restrepo, en el acto también estuvo presente Sergio Caramagna, director de la misión de la OEA para la verificación del proceso de paz con las AUC

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.