Martes, 17 de enero de 2017

| 2008/10/22 00:00

México, líder en desigualdad

México, líder en desigualdad
;
BBC

México es el líder en nivel de pobreza y en desigualdad de ingresos entre los 30 países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Según las cifras del informe más reciente de la organización, titulado "¿Creciendo en la desigualdad?", México encabeza la lista, seguido de Turquía y Portugal.

Luxemburgo, Dinamarca y Suecia figuran al final del ranking.

Tendencias paradójicas

México sigue manteniendo ese desafortunado liderazgo a pesar de haber experimentado en los últimos años una "caída significativa" en el nivel de desigualdad en el ingreso y en el nivel de pobreza.

"La desigualdad del ingreso de los hogares disminuyó más que en cualquier otro país de la OCDE durante los últimos diez años", afirma el informe.

Este avance, aunque notable, no fue suficiente para perder el primer puesto de la lista: el coeficiente de disparidad de ingresos en México es todavía 1,5 veces superior a la media de países de la OCDE y dos veces superior al de Dinamarca.


En lo que a pobreza infantil se refiere, con un 22,2% de niños pobres, México ocupa el segundo lugar en la lista de la OCDE, precedido de Turquía, con un 24,6%.

Aumento generalizado pero "no espectacular"

La organización, con sede en París, concluye en su informe que la desigualdad social en términos de ingresos ha aumentado durante los últimos años en la mayoría de los países desarrollados.

Desde el año 2000 las diferencias de ingresos entre grupos sociales crecieron particularmente en Alemania, Canadá, Estados Unidos y Noruega.

En lo que a pobreza relativa se refiere la tendencia se repite en el caso mexicano: aunque el país experimentó una disminución, sigue estando a la cabeza de la lista, con más del 16% de la población viviendo en esas condiciones. Le siguen de cerca Estados Unidos y Turquía.

En el extremo opuesto se encuentra Suecia, Dinamarca, República Checa y Austria, con menos del 7% de sus habitantes debajo de la línea de pobreza.

Pero "el aumento de la desigualdad, aunque generalizado y significativo, no ha sido tan espectacular como la mayoría probablemente piensa", puntualiza el informe.

Según la OCDE, la intervención de los gobiernos, mediante la redistribución de los ingresos, ha suavizado la tendencia a la desigualdad en los países desarrollados.

"Los gobiernos han fijado más impuestos y aumentado el gasto para compensar la tendencia hacia una mayor desigualdad. Ahora gastan más en políticas sociales que en cualquier otro momento de la historia", afirma la OCDE.

Son los países del norte de Europa los que practican una política de redistribución más intensa y los que por tanto presentan desigualdades más moderadas, según los datos de la organización.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.