Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/21/2004 12:00:00 AM

Motor para hacer de Cartagena una ciudad innovadora

Jueves 25. El académico cartagenero Luis Carlos Arraut también cree que la investigación en las universidades es fundamental para la innovación. Da algunas pautas para generarla.

La innovación y la tecnología han sido uno de los temas mas discutidos en el desarrollo de la economía desde sus inicios. Algunos clásicos de la historia del pensamiento económico ya se aproximaron al fenómeno de la innovación y, aunque lo hicieron desde distintos planteamientos, sin definiciones concretas y en ocasiones en forma tangencial, todos concedieron a la innovación una importancia trascendental en el proceso de desarrollo económico, de generación de valor económico, de generación de valor y de riqueza.

Las universidades como organizaciones no han estado alejado a estos procesos de cambio. Es así como las primeras universidades aparecen en el siglo XII con una única misión: la docencia. Luego en el siglo XIX se introdujo la segunda misión: la investigación. Algunas de las primeras universidades investigadoras fueron Berlín (1809) y Gottingen (1737) en Europa. En Estados Unidos están, entre 1876 y 1892, la Universidad John Hopkins, Universidad Clark, Universidad de Stanford y la Universidad de Chicago.

Las funciones de la universidad en el mundo se pueden dividir en dos grandes revoluciones, la primera cuando además de la docencia se incluye la investigación. En estos momentos vivimos una segunda revolución y es que además de las dos anteriores se incluye la función: desarrollo económico del entorno.

En el contexto de esta nueva misión universitaria, se habla de universidad emprendedora o de capitalismo académico.

Las universidades se encuentran ante un nuevo escenario. Por un lado, contribuir a la ampliación del conocimiento (investigación) facilitando su capitalización (transferencia de conocimiento) llevando a cabo actuaciones que fomenten la relación y la colaboración con su entorno económico. Por otro, la investigación entendida de esa manera es una de las bases necesarias para alcanzar la calidad. En Colombia solo hasta los años 70 se empezó a construir una comunidad investigadora y las universidades empezaron a tomar conciencia de la importancia de la misma en la formación de sus egresados (Revista Semana).

En reunión realizada por los miembros de la Red Académica Europea de Decanos (DEAN) realizada en septiembre de 2004, en Oporto (Portugal), se preguntaban sobre el desarrollo de tres aspectos que son importantes hoy en día a nivel de Universidades. Estos tres aspectos son: Investigación, innovación y transferencia de tecnología. Una de las conclusiones era expresada por la profesora Merle Jacob, especialista en Ciencias de la Innovación y al respecto, explicaba que uno de los grandes cambios en los centros de educación superior, era mirar como contribuyen al crecimiento económico de una región o un país, y en lo posible esa contribución debería ser de manera directa.

Entonces el interrogante principal en dicha reunión era ¿Cómo disminuir la distancia existente entre la creación de conocimiento y la transferencia de conocimiento?, la profesora Jacob concluía que se tenían tres opciones: Liderar la situación, afrontarla como puedan o arrojar la toalla. Los centros de educación que aspiran a lo primero es decir sobrevivir y prosperar, su primer paso es crear una estrategia basada en la evaluación realista de sus puntos fuertes y su potencial futuro. Insistía la profesora Jacob para resumir lo anterior con esta frase: "Hay que tratar de alcanzar los cielos por todos los medios, pero antes asegúrense de que es el cielo lo que hay sobre su propia Universidad".

Por otra parte Rainer Gerold, director de la Unidad de Ciencia y Sociedad de la Investigación de la Red Académica Europea de Decanos, opina lo siguiente: en esa búsqueda de estrategias pueden surgir diferentes clases de universidades, algunas capaces de centrarse en campos de la investigación en los que son competitivas a escala global, otras que realicen una actividad de investigación que no sea de excelencia pero si de apoyo al desarrollo regional, y otras que se dediquen mas a la enseñanza.

Teniendo en cuenta la opinión expresada por los dos expertos anteriores para generar una estrategia que haga competitiva a una universidad se debe disminuir la diferencia entre conocimiento y la transferencia del mismo, y así desarrollar una universidad innovadora que contribuya al desarrollo económico de una región, país o el mundo esta planteado en el documento "El Papel de las Universidades en la Europa del Conocimiento", este documento plantea algunas conclusiones importantes las cuales yo considero se deben trabajar:

1. Incrementar y diversificar los ingresos de las Universidades.

Para lograr lo anterior es mediante la prestación de servicios derivados del uso de los resultados de investigación. Para ello se debe actuar en dos sentidos, así:

- Proveerse de personal formado en marketing, con el fin de acercar la oferta Tecnológica y de conocimientos de las universidades a las necesidades de mercado, en un lenguaje comprensible y accesible para los destinatarios.

- Desde el punto de vista de gestión interna, la gestión económica de la investigación se debe manejar como una unidad de gestión diferenciada del resto de gestión económica de la Universidad, de modo que fuera posible agilizar y facilitar los trámites de ingresos y gastos.

2. Uso más eficiente de los recursos financieros disponibles de las Universidades.

Es necesaria que su gestión contable sea manejada por personas especialista en la gestión económica de la investigación. Ya que la adopción de un sistema de contabilidad que permita diferenciar costos directos e indirectos en los proyectos, además diferenciarlos por tipo de actividad.

3. Uso Mas Efectivo de los Resultados de Investigación.

La forma más rápida y eficiente de conseguir resultados importantes en un tiempo razonable es reforzar su colaboración con la industria, además que crea una relación duradera, las universidades tienen que complementar su colaboración con la industria con una participación activa en la creación de nuevas empresas (Giles Capart).

Para lograr esto existen dos importantes aspectos que deberían aclararse:

En primer lugar, las condiciones jurídico-legal en que las universidades y sus investigadores pueden participar en las empresas.

En segundo lugar, habría que impulsar incentivos (fiscales, económicos u otros).

Aclaradas y definidas estas premisas las Universidades podrían impulsar esta modalidad de transferencia de tecnología.

Por otro lado, esta el incentivo de los propios investigadores universitarios, para que le apuesten a este tipo de iniciativas, entonces, hay que actuar en dos sentidos:

La valoración de la carrera de investigador, no solo, se debe tener en cuenta los meritos relacionados con la investigación básica, las publicaciones y sus impactos, sino que también debería incentivar (económicamente) de parte de las propias universidades con unas reglas bien claras.

Por otra parte las universidades deben facilitar la formación específica en términos empresariales de todos aquellos investigadores que estén interesados.

4. Incentivar la Conformación de Grupos de Investigación Interdisciplinarios.

Las políticas y los programas de investigación en las universidades, debe exigir y obligar a presentar proyectos con una composición interdisciplinaria entre sus miembros. Hay que dar mayor importancia en el reconocimiento y las evaluaciones internas a los grupos interdisciplinarios siempre que su tarea responda a un reparto coherente y bien diseñado que responda a una necesidad del entorno.

5. Formar Un Recursos Humanos de Excelencia.

Algunas ideas para alcanzar esto podrían ser:

- Las universidades deben disponer un grupo de profesores investigadores, no obligatoriamente asociado al grupo dedicado a la docencia, sino únicamente sujeta a la actividad investigadora.

- También debería facilitarse e incentivarse la contratación de docentes por las empresas y entidades de todo tipo, particularmente para dedicarse a tareas relacionadas con la Investigación, Desarrollo y la innovación (I + D + i), pero sin limitarse a ellas.

6. Promover la Integración con Centros a Nivel Internacional.

La internacionalización hace que la investigación de excelencia se un objetivo deseable, a alcanzar a largo plazo, y necesaria para que nuestras universidades logren los niveles de calidad adecuados que les permita competir en ese entorno internacional.

Los puntos anteriores son los planteamientos más importantes a tener en cuenta, por nuestras universidades para lograr una universidad innovadora, con calidad a partir de la Investigación y transferencia de ese conocimiento producto de la investigación.

* Director del Grupo de Investigación en Historia y Desarrollo Empresarial-Universidad Tecnológica de Bolívar. Actualmente Doctorando de la Universidad de Mondragón-ETEO.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.