Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2005/01/30 00:00

Orwell y Colombia

Lunes 31. "No es muy difícil darse cuenta que esta Colombia, patria querida, es cada vez más el retrato con precisión digital de la sociedad y estado de la obra 1984, de George Orwell", escribe Samuel Andrés Gil, lector de SEMANA.COM.

Orwell y Colombia

En Colombia, los que se consideran ciudadanos de bien claman por la destrucción fulminante de su enemigo sin reflexionar un momento que la violencia causa más violencia. En Colombia, el verdadero espíritu -si no de lo intelectual por lo menos del sentido común- fue relegado por la "cultura basura" del artista del momento y por la veneración sin escrúpulos del llamado "hombre también del momento".

Todo esto, precisamente, porque sólo esta sociedad, al igual que la de 1984, puede creer cosas tales como, por ejemplo, que el año pasado la economía mejoró y el empleo aumentó cuando todos los días al salir de nuestras viviendas en la ciudad, vemos el renglón interminable de cinturones de miseria, de desempleados, de niños mendigando, de jóvenes devorados por la prostitución y que paradójicamente crece a la par con la economía y el empleo. Es aquí donde radica el problema y es que sólo se nos informa a medias y peor aún pensamos a medias, pensamos en el crecimiento de la economía y el aumento en el empleo, pero no reflexionamos sobre el cómo, el por qué y el para quién.

De igual manera hemos llegado a amar a alguien que por ejemplo le puso impuestos a los alimentos, que un día habló en contra de la corrupción y luego aseguró el poder para sí usando todo tipo de artimañas, que habla en pro de la paz y a favor de la guerra, que quiere promover un nuevo tipo de educación llamado ignorancia y que pretende hacer "justicia" sobre las bases poco sólidas de la impunidad.

Y si esto es sólo lo evidente, lo que todos podemos ver y vemos, aunque pretendamos no haber visto, lo vemos y lo vemos porque es cierto. ¿Entonces que veríamos si examináramos el cómo, el por qué y el para quién?

* Estudiante de Física UdeA

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.